Enviar
Lunes 10 Mayo, 2010

El ICE de hoy y de mañana

Antes de dejar la presidencia ejecutiva del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), deseo compartir algunas consideraciones.
El ICE es fuerte y vigoroso. Avanza con firmeza, tiene logros indiscutibles y desafíos claros que superar.
Vivimos seis años en que no nos aprobaron ajustes de tarifas en telecomunicaciones y tuvimos que enfrentar regulaciones en electricidad con réditos cada vez menores para el desarrollo. Sin embargo, 2009 cierra con excedentes que nos permiten una mayor inversión.
Hemos iniciado la comercialización de la tecnología de tercera generación, la consolidación de plataformas móviles, la unificación de las redes en una sola red GSM y la interconexión con redes globales.
Hemos acompañado el crecimiento del país con mejor cobertura, capacidad y tecnología móvil. Crecimos en Internet de banda ancha y acercamos a miles de nuevos usuarios a experiencias positivas de conectividad.
Estamos a punto de inaugurar el Centro de Datos de Internet, en Cartago.
En menos de cuatro años, duplicamos la densidad de la telefonía móvil. Hoy, más de 3,2 millones de personas cuentan con líneas celulares.
Costa Rica posee hoy una infraestructura y conectividad internacional única en la región, enlazada a tres cables submarinos, la red de fibra óptica de Frontera a Frontera y el super anillo Global Crossing en el Pacífico.
Reciclamos más que nunca. Produjimos tres millones de arbolitos para reforestación cada año. Llevamos antenas satelitales a los lugares más remotos; apoyamos centros comunitarios inteligentes en zonas rurales y difundimos educación ambiental y alegría a comunidades, escuelas y regiones enteras.
En el sector eléctrico, estamos desarrollando siete inmensas obras de manera simultánea. A pesar de grandes dificultades financieras y de una tormenta que arrasó con todo hace un par de años, el Proyecto Hidroeléctrico Pirrís entrará en operación próximamente.
En medio de la crisis internacional, el ICE ha logrado concretar operaciones de financiamiento importantes. Destaco que la empresa Fitch Ratings, especialista mundial en calificación de riesgo, catalogó al ICE como tripleA, la mejor nota de solvencia, seriedad y prestigio que alcanzar una empresa
En electricidad, seguimos siendo la número uno de América Latina en cobertura, calidad y confiabilidad. La planificación del ICE ha superado el riesgo de racionamientos. Avanzamos en construcciones, equipamiento y capacitación para satisfacer la creciente demanda de energía con base en fuentes limpias y renovables.
Todo lo anterior se logró, a pesar de que los precios de los servicios telefónicos fijos y celulares —en vez de aumentar– decrecen y adelgazan los recursos del ICE.
El ICE ha sido responsable con Costa Rica. Desplegamos acciones para paliar de inmediato los estragos del terremoto de Cinchona. Enfrentamos, al lado de la gente, el dolor humano. También, logramos sanar la enorme herida en la planta hidroeléctrica de Cariblanco, la cual volvió a operar en tiempo récord.
Tenemos muchos retos pendientes, no solo en Costa Rica sino también con nuestros países vecinos. Pero en el ICE hemos construido bases firmes, experiencia, estrategia y actitud para tener éxito. No en vano, la ciudadanía costarricense ha aportado apoyo moral y económico durante 61 años.
Advierto sin embargo, que ningún reto será vencido si no logramos mayor eficiencia de parte de todos y cada uno de los trabajadores, y mejor rédito para el desarrollo a partir de las decisiones de la autoridad reguladora.
El éxito del ICE se debe a la entrega de cada trabajador y trabajadora. Le agradezco a cada uno de ellos su dedicación a esta gran empresa, patrimonio de todos los costarricenses, y la que me he honrado en servir desde la presidencia ejecutiva.

Pedro Pablo Quirós Cortés
Presidente ejecutivo ICE