Logo La República

Lunes, 18 de marzo de 2019



EDITORIAL


El gran problema del transporte

| Jueves 24 junio, 2010




El tema del transporte es fundamental entre las propuestas que el país haga, por medio de los jóvenes, en la 16 Conferencia sobre Cambio Climático en Cancún

El gran problema del transporte

Los adultos de muchas generaciones han heredado a los jóvenes de hoy la enorme tarea de luchar contra los efectos adversos del cambio climático generado por un modelo de desarrollo que no pensó que los gases generados por la actividad humana llegarían a romper el natural equilibrio del planeta y su ambiente, entre otras cosas.
Las nuevas generaciones y las que vendrán no podrán vivir despreocupadamente en ese sentido como lo hicieron sus antecesores y quizás por esto muchos, ya conscientes de la situación, se organizan para emprender acciones que, por otra parte no pueden esperar.
Es así como más de 100 agrupaciones juveniles de este país se organizan y trabajan para tener tres delegados que los representen en la 16 Conferencia sobre Cambio Climático a celebrarse en Cancún (México) entre el 29 de noviembre y el 10 de diciembre del presente año.
Esta convención, realizada por Naciones Unidas, es heredera de la cumbre de Copenhague, de diciembre de 2009. Las más de 100 agrupaciones juveniles de Costa Rica, que trabajan para llegar ahí con propuestas importantes, cuentan con el apoyo de una veintena de organizaciones internacionales de cuatro continentes.
Estos jóvenes quieren “ayudar a Costa Rica a lograr una porción de los $30 mil millones que se generarán en los próximos años para financiar proyectos en ese sentido destinados a países en vías de desarrollo”, según lo manifestaron a este medio en nota que se publicó ayer.
Ellos buscan unir las iniciativas que surgen por todo el país para realizar acciones tendientes a frenar el cambio climático. Pretenden crear un consenso entre los nacionales menores de 35 años.
Sin embargo, están muy claros en que el tema del transporte es fundamental entre las propuestas que el país haga para rebajar sus emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.
Quizás este entusiasmo y el empeño que estos jóvenes mantengan en lo que se proponen, puedan lograr el cambio que el país necesita y que los adultos no han implementado en materia de transporte público. Algo que por otra parte está muy ligado a la seguridad en las calles para que los costarricenses puedan caminar y movilizarse en servicio público colectivo o bicicletas sin ser asaltados.