Enviar

CINE

El futuro del cine porno pasa por las urnas

201211052342230.m7.jpg
Hoy, además de elegir al presidente de EE.UU., los ciudadanos del condado de Los Angeles votarán si quieren ponerle condón a la industria del porno, una medida cuyo alcance legal y económico va mucho más allá de evitar el contagio de enfermedades en los rodajes triple equis.
La llamada “Ley para un sexo más seguro en el sector del cine para adultos”, también conocida como “propuesta B”, requerirá, si es aprobada en las urnas, una regulación sanitaria más estricta para las producciones pornográficas y obligará so pena de multa a que los actores usen preservativos.
Pese a que la iniciativa tendría efecto solo en el condado de Los Angeles, su impacto podría afectar al futuro del negocio del cine X, según observadores.
Los impulsores de la medida, incluyendo la AIDS Healthcare Foundation (AHF), avalaron su propuesta con más de 370 mil firmas y cuentan con el apoyo de algunos intérpretes del sector infectados por el VIH, y de asociaciones médicas.
Según AHF, esta regulación limitaría los riesgos de transmisión de sida, hepatitis, gonorrea, clamidia y otras enfermedades venéreas que, además de producir un drama humano, son un problema de salud pública.
“Nuestros clientes no verían películas con condones”, aseguró a Efe Marci Hirsch, vicepresidenta de producción y ventas internacionales de Vivid Entertainment, uno de los principales estudios de cine porno en todo el mundo, con sede en el condado de Los Angeles.
Vivid Entertainment es una de las numerosas compañías que se plantearían mudarse a otro lugar, dentro o fuera de EE.UU., si el uso de preservativo fuese obligatorio en la industria.
Según sus detractores, la medida además supondría un varapalo para la industria y para la economía del condado.
Ninguno de los organismos californianos consultados por Efe, tanto públicos como privados, lleva contabilidad de las operaciones de las compañías de porno como sector productivo, pero el consenso es que cada año ingresan entre mil y dos mil millones de dólares.

Los Angeles (EE.UU.) / EFE

Ver comentarios