Enviar
ENTREVISTA
“El flamenco es pureza, es vida”
La bailaora mexicana Karime Amaya conversó con Magazine sobre el espectáculo “Abolengo” que vendrá a presentar al país junto al bailaor español Farruquito

Con muchas espectativas porque cumplirá su sueño de compartir el escenario con uno de sus bailaores favoritos, el español Farruquito, y porque visitará Costa Rica por primera vez, es como se siente la bailaora Karime Amaya.
La artista mexicana presentará el espectáculo “Abolengo” junto al europeo, y conversó con Magazine sobre cómo ha sido la preparación del show, que será estrenado mundialmente en el territorio nacional.
Desde Barcelona, España, la bailaora también habló sobre su trayectoria sobre las tablas y el legado que dejó su tía abuela Carmen Amaya, recordada cantante y bailaora.

¿Qué significa para usted participar en el espectáculo “Abolengo”?

Es un tremendo honor, una maravilla para mí. Es un sueño hecho realidad poder bailar al lado de Farruquito, el bailaor que más admiro y que más me gusta. Estoy muy feliz porque es la primera ocasión que bailamos juntos y va a ser una experiencia espectacular. El espectáculo se trata de unir las dos familias, la suya y la mía, nuestras fuertes raíces flamencas, y en el escenario se verá a dos bailaores jóvenes bailando con mucha fuerza,

¿Cómo se ha preparado para el espectáculo?

Me he sentido muy cómoda, los ensayos van muy bien y creo que a los amantes del flamenco les va a encantar lo que hemos hecho. Entre él y yo hay una muy buena conexión, artísticamente hablando, y todo va maravillosamente, hemos dedicado muchas horas para ensayos.
Aparte de lo que hago con él, dedico tiempo para mí, para encerrarme en un estudio tranquilamente y estudiar las cosas. Hemos dedicado un mes aproximadamente.

Hablando de su carrera, ¿cuán fuerte es llevar el legado de su tía abuela Carmen Amaya?

Ha sido importante, muy fuerte en el sentido de que cuesta, porque es un compromiso cada vez que las personas te ven bailar sobre los escenarios; rápidamente vienen las comparaciones. Como siempre digo ella fue un genio, una creadora y como ella no habrá nadie que llegue a su nivel, y está considerada como un genio dentro del baile flamenco.
Yo siempre intento hacerlo de corazón, como se me enseñó en mi familia, en mi casa, con sentimiento, y claro que es un peso llevar su nombre donde vaya, pero siempre hago lo mejor que puedo.

Los críticos señalan que usted mantiene viva la huella de su tía abuela…
Sí, principalmente en España y entre los flamencos es muy conocida, porque es un mito del flamenco.
Las nuevas generaciones que vienen saliendo no la conocen por la época, porque falleció hace muchos años, y me gustaría que cuando la gente me vea bailar también al mismo tiempo se informen sobre lo que fue su carrera y se mantenga viva la memoria de mi tía abuela, que fue un genio y hasta el día de hoy la gente lo sigue diciendo, no ha habido otra igual.

¿Se ha imaginado fuera de los escenarios haciendo otras cosas?

No. Creo que nací para bailar, es lo que más me gusta hacer y desde pequeña lo tuve claro, entonces es difícil cambiar eso.
Desde chica me crié en una escuela de baile donde mi madre, mi abuela y mis tías daban clases y escuchaba el taconeo, las palmas y el compás y ya se me daba.
Ellas me decían baila, porque veían que a escondidas yo bailaba tímidamente, y por llevarle la contraria a mi familia decía que quería ser veterinaria porque me encantan los animales. Pero en realidad eso pasó a la historia cuando cumplí 11 años y empecé a tomarme en serio lo del baile.

¿Qué otros sueños quiere cumplir en el arte del flamenco?

Muchísimos porque este arte es infinito, uno nunca deja de aprender. Me faltan muchas cosas, personas con las que me gustaría trabajar, como por ejemplo Paco de Lucía, a quien admiro muchísimo.

Farruquito dice que usted y él tienen algo fuerte en común: el defender el baile flamenco más natural…

Es la verdad, el flamenco es pureza, es vida. Si algo intento es conservar el baile que siempre ha habido en mi casa, mi familia, la llama natural del flamenco, conservar las raíces, que no se pierda la pureza.
Hoy día el flamenco está en peligro de extinción porque los bailaores y las bailaoras jóvenes se inclinan hacia nuevas tendencias, hacia nuevas formas de bailar que se empiezan a alejar de lo que es verdaderamente el flamenco y creo que Farruquito es de los pocos que quedan que defienden la pureza del flamenco.

¿Qué le parecen las fusiones que están haciendo con el flamenco en la actualidad?

Las respeto muchísimo, las admiro porque sé que tienen un gran esfuerzo y un gran trabajo y que son personas muy preparadas las que las hacen, pero creo que llega el punto en el que veo contemporáneo, veo una danza nueva, fresca, pero me cuesta a veces ver el flamenco y me duele, me da un poquito de rabia, y me pregunto si llegará un día en el que se pierda la raíz, la pureza de este arte. No me veo haciendo eso.

Funciones 5 y 6 de octubre
Lugar Teatro Nacional
Precios ¢20 mil en galería, ¢40 mil en palco, ¢45 mil en palco platea y ¢48 mil en luneta y butaca
Puntos de venta en la boletería del teatro y a través del sitio www.teatronacional.go.cr


Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios