Enviar
El embarazo según Jennifer López

Jennifer López vuelve al cine después de dos años de ausencia con “El plan B”, una película con más de una similitud con su vida personal: un embarazo de gemelos, la búsqueda del hombre ideal y el pulso por mantener la línea pasean por el filme. “Era perfecto para mí”, reconoció ayer en Madrid.
Doce millones de dólares amasados en su primer fin de semana en Estados Unidos demuestran que había mucha gente esperando el regreso de la polifacética bomba latina, que dio lecciones en Madrid sobre cómo compatibilizar lo sexy con lo maternal.
“Después de un embarazo, sentí que era muy gracioso hacer esta película”, reconoció, aunque aseguró que los detalles autobiográficos son pura coincidencia: los gemelos y las alusiones a su célebre trasero estaban antes de que ella se embarcara en el proyecto.
“El Plan B” es, desde luego, un vehículo para su absoluto lucimiento, dirigido por un debutante, Alan Poul, y al lado de un galán todavía anónimo, Alex O’Loughlin. Jennifer es, entonces, la estrella absoluta de un filme que sigue la línea de cintas como “Maid in Manhattan” o “The Wedding Planner”.
Para dar rienda suelta al enredo marca de la casa “J.Lo”, todo comienza cuando su personaje, una mujer llamada Zoe, decide inseminarse cansada de esperar que alguna de sus relaciones de pareja funcione.
Pero nada más salir de la clínica discute por un taxi con el que será su media naranja: un joven quesero que disfruta los placeres de una vida sencilla y que aceptará de buen grado ser el padre de las criaturas.
A partir de ahí, intentará formar la familia convencional invirtiendo el orden habitual. “No creo que se sienta incompleta sin pareja e hijos, pero lo que no tiene desde chiquitita es la familia. Y necesita dejar sus problemas sentimentales para llegar a ser completa”, explicó la actriz y cantante ante las sospechas de conservadurismo que levantó la cinta.
Para ella, el embarazo fue una experiencia “muy linda” y la noticia de que serían gemelos despertó reacciones de júbilo en ella y su tercer marido, el también cantante y actor Marc Anthony. “Yo me reí y él se echó a llorar… ¡pero de la emoción!”, exclamó.
Aunque no puso reparos en hablar de temas personales y hasta dio consejos de belleza, Jennifer quiso hablar también su trayectoria musical.
“La música es para mí una oportunidad para ser extravagante, que es algo muy divertido especialmente para una mujer. Pero mis sentimientos se corresponden con lo que se ve en mis películas”.
A pesar de la imagen más mundana que luce en “El plan B”, la también conocida como J.Lo no ha renunciado a meter un tema suyo en la banda sonora, titulado “What is love?”.
Precisamente sobre amor versará su próximo álbum, que editará a finales de verano bajo el sello de Universal, tras la ruptura con Sony BMG.
Respecto a sus planes de futuro, López fue poco concreta: tiene tres guiones en la mesa, pero no descarta una gira de conciertos o incluso un nuevo embarazo.

Madrid/EFE
Ver comentarios