El dilema de Saprissa
Enviar

Análisis

El dilema de Saprissa

La planilla le quedó corta al cuadro morado

Saprissa en términos generales ha tenido una buena temporada. Antes de comenzar ganó el Torneo de Copa y por 13 fechas fue el líder general. Los partidos los cerraba con victoria y cuando menos con empate.
Pero parece que la gasolina no estaba planificada para llegar hasta el final, tiempo en el que los malos resultados, acompañados por las lesiones, le han pasado una factura muy cara, al punto que ahora a lo único que puede aspirar es a quedar en la segunda casilla, pero dependiendo de otros resultados.
El golpe más fuerte fue la derrota, goleada y baile incluido que le propinó su acérrimo rival, Liga Deportiva Alajuelense, secundado por no poder pasar del empate ante Belén, último de la clasificación.
LA REPÚBLICA analiza, zona por zona, el plantel morado, en busca de respuestas que justifiquen el mal momento deportivo en el que están sumidos, que ha opacado los esfuerzos administrativos de tener el estadio más bonito, con nueva gramilla e iluminación.

Porteros

201311182256030.a111.jpg
Este departamento es uno en los que el Deportivo Saprissa está mejor conformado. Sus porteros tienen condiciones comprobadas y experiencia. Adrián De Lemos, Danny Carvajal y Donny Grant.
El problema ha sido que aunque Grant ha cumplido, cuando el equipo no anda bien el portero paga las consecuencias, sin negar que un par de goles han sido su responsabilidad, como el primero ante Uruguay de Coronado, donde perdieron.
Ronald González no soportó la presión y pese a que no tuvo culpa ni responsabilidad en la derrota ante Alajuelense, el domingo anterior lo sentó e hizo debutar al sancarleño Carvajal, quien al igual que Grant no tuvo culpa en el resultado de empate a uno ante los belemitas.
Solo queda por actuar De Lemos, aunque por el liderazgo que ejerce desde atrás, es muy probable que para las semifinales, si no es que antes, la titularidad regrese a poder de Donny.

Defensas
Que Saprissa haya recibido 24 goles en 21 partidos no es nada bueno. Que Saprissa permita seis anotaciones en dos encuentros (Herediano y Alajuelense) mucho menos, eso es prueba fehaciente de que algo anda mal en la zaga.
La línea de cuatro ha sido la figura más utilizada por Ronald González y dentro de ella, en condiciones normales, cuando no hay lesiones ni suspensiones, los llamados a jugar han sido Alexander Robinson, Jordan Smith, Michael Barquero y Michael Umaña.
En los laterales han sido los más regulares, Smith y Barquero son dueños de esa zona, pero cuando no están Saprissa sufre, no solo en su aporte defensivo, sino en lo ofensivo, problema al cual González no ha podido darle solución.
Juan Diego Madrigal y Moisés Hernández son los primeros relevos, pero no han rendido lo esperado, llegando a obligar al estratega a tener que improvisar con otras figuras por los costados.
En el centro cuando Umaña no ha estado quien juega es Kendall Waston, que cumple y hasta aporta en la parte ofensiva con anotaciones claves, como la que les dio los tres puntos ante Puntarenas.
Douglas Sequeira ha pasado a un tercer plano, le quedarán pocos minutos de acción antes de retirarse en diciembre, en tanto que el problema coronario sacó de la cancha a Gabriel Badilla.

Volantes
Por aquí parecen comenzar los mayores problemas. En la marca mientras esté Yeltsin Tejeda nada preocupa, es un todoterreno, pero con su lesión hay otro hueco difícil de llenar. A su lado le han puesto a Manfred Russell, el más regular de todos, sobrio, pero sin la confianza de la hinchada. Allí mismo destacaba Juan Bustos Golobio, pero una lesión le acabó el torneo.
El talento en la medular lo tiene, pero salvo Diego Madrigal, quien ha jugado poco por estar lesionado, todos los demás son un enigma, están en deuda, comenzando por Diego Estrada y seguido por Mauricio Castillo, quienes un día más a o menos y el otro muy poco.
Eso sí, cuando se disponen a jugar dan espectáculo, así fue en el inicio del torneo, pero se apagaron y ni siquiera jugando juntos han logrado marcar diferencia. Lo mismo sucede con David Guzmán y Luis Diego Cordero.


Delanteros
Delanteros sin gol no son delanteros y los de Saprissa no tienen gol, o al menos este torneo el balón se niega a ingresar, sumado a que el estelar, Minor Escoe, ante la Universidad se lesionó y no volverá hasta el otro año.
Sin duda los morados extrañan los diez goles que ha marcado para Santos Cristian Lagos y los seis que le ha dado a Puntarenas Daniel Colindres, ya que ni Ariel Rodríguez, Deyver Vega ni Josué Martínez, se acercan a esas cifras, por lo que tuvieron que recurrir al juvenil David Ramírez, quien al final también salió lesionado.
Saprissa acostumbraba a tener al menos un promedio de dos goles por partido y esta temporada anda por debajo de eso. Sin goles no se puede ganar.

Cristian Williams
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios