El Dial-Up todavía no ha muerto…
En el país todavía existen unos 2.698 clientes del servicio de Internet conmutado de Racsa. Shutterstock/La República
Enviar

El Dial-Up todavía no ha muerto…


Los que superamos los 30 años de edad, recordamos con gran nostalgia aquel chillido que iba subiendo de intensidad mientras era interrumpido por varios pitidos, hasta lograr que una ventana de Windows 95 o 98 mostrara la leyenda “Connected” en pantalla de nuestro computador.
Hablamos del servicio Dial-Up o acceso a Internet conmutado o por línea telefónica, que nos permitía acceder a la red mundial de redes o World Wide Web (www), tras digitar un nombre de usuario y una clave.


Para lograrlo había que marcar el número telefónico de nuestro proveedor de Internet en una computadora conectada a la línea telefónica mediante un módem externo o interno (de hasta 56 kilobytes por segundo) y abrir nuestro navegador Internet Explorer o Netscape Navigator.
Pues bueno, aún 2.698 costarricenses utilizan esta modalidad de acceso a Internet en las siete provincias del país, siendo el distrito central del Carmen en San José, el que tiene la mayor cantidad de personas con 253 y San Ignacio de Acosta y Río Jiménez de Guácimo en Limón, de los que menos con un solo cliente.
En el caso de nuestro país, Radiográfica Costarricense (Racsa) lanzó este servicio de forma comercial en abril de 1994, y llegó a contar a varias decenas de miles de usuarios, sin embargo, con la introducción de los servicios por cable módem antes de 2000 y ADSL en los primeros años de la década pasada, la cantidad de usuarios fue disminuyendo considerablemente.
Pero bueno, esta imagen no es exclusiva de Costa Rica, ya que todavía se repite Estados Unidos, cuna de la banda ancha de Internet residencial y poderosas redes de celulares 4G LTE, donde hay unos 2,3 millones de usuarios activos del servicio Dial-Up en la empresa American On Line (AOL).
Se trata de un 3% de la población activa en la red que se niega a abandonar su servicio por dos razones: No hay otra forma de acceder a Internet —ya que los proveedores de cable, cobre o fibra no llegan hasta ahí, como por ejemplo en el sureste de Misuri— o se trata de personas mayores de edad que se acostumbraron a este sistema y no requieren banda ancha.
Y es que a un costo mensual de $11.99, el servicio de acceso a Internet mediante línea telefónica, el cual ya no se interrumpe al levantar el auricular de otro teléfono de la casa, pareciera un precio muy cómodo, simplemente para revisar el correo electrónico, chatear en línea o navegar por algunas páginas de Internet.
Todo esto salió a la luz con el anuncio de la compra del proveedor de servicios y contenido AOL en Estados Unidos, por parte del operador de telefonía celular, residencial y televisión por suscripción Verizon.


 


Ver comentarios