Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


El camino menos transitado

Arturo Jofré [email protected] | Viernes 06 mayo, 2011



El camino menos transitado


Todo camino no transitado, como la oposición asumiendo las riendas de la Asamblea Legislativa, lleva implícito incógnitas que ilusionan e implican temor. Pero los dados están lanzados y ahora hay que esperar los resultados. Como ciudadano no puedo estar al margen de hechos tan relevantes, además, veo con optimismo este nuevo camino… como diría Winston Churchill, nada se gana con ser pesimista.
En este caso la ilusión surge ante una alternativa nueva frente a un escenario que estaba entrabado. El primer año de gobierno ha sido poco productivo y la brújula no ha marcado con claridad el Norte. Lo primero puede tener causas diversas y excusables, lo segundo no. Por otra parte, la nueva Asamblea Legislativa tuvo un inicio errático y nunca pudo rehabilitarse frente a la opinión pública. No hay mucho que perder si abandona el camino viejo.
La oposición ha estado también en el pantano. En la última encuesta, realizada por UNIMER, cuando se pregunta qué partido hace la mejor o peor labor en la Asamblea, el 63% no sabe o piensa que ninguno. Solo el PLN y el PAC muestran entre opiniones negativas y positivas un insignificante margen positivo.
La oposición también había recibido un duro golpe en las elecciones municipales. El PLN se sentía dueño del territorio y empezó a autoflagelarse… y lo logró. La oposición vio una gran oportunidad y cambió radicalmente el panorama político.
Es cierto que la oposición está integrada por partidos de pensamiento y trayectoria disímil, pero han tenido la capacidad de consensuar para llegar al Directorio de la Asamblea, con todo el esfuerzo previo que eso ha implicado.
Ahora están buscando impulsar proyectos que reflejen sus coincidencias y puedan tener aceptación en el Gobierno. No hay que alarmarse, es lo usual en muchos países políticamente maduros: partidos disímiles que buscan coincidencias para avanzar.
Muchas de las reformas sociales de las que disfruta Costa Rica nacieron de líderes distantes en sus principios como el Dr. Calderón Guardia, Monseñor Sanabria y el Partido Comunista de Manuel Mora. Como si fuera poco, don Pepe no solo mantuvo estas conquistas sino que impulsó otras, a pesar de su lucha armada contra ellos. Esto implica una nueva forma de hacer política, esa es la gran oportunidad que puede estar naciendo.
Hay amenazas, es natural. Las amenazas a la Alianza vienen de su interior, de su capacidad para mantenerse cohesivos, para defenderse de las enfermedades que atacan a la política y la transforman en un ejercicio vil y degradante.
También hay amenazas externas, que actúan como oráculos del fracaso, que no comprenden que puede haber un nuevo camino para avanzar. Ahí están ya acosando, exigiendo resultados sin entender que caminar a lo loco en pocos días no tiene sentido, en fin, qué tarea más delicada tienen los comunicadores.
Felizmente el PLN no ha entrado en ese acoso, el golpe ha sido muy duro y tal vez le llegó la hora de la reflexión.

Arturo Jofré
[email protected]