Humberto Pacheco

Humberto Pacheco

Enviar
Martes 9 Abril, 2013

La ruta al mundial tiene muchas aristas. No son solo el Entrenador y los Jugadores, sino los dirigentes, juegan un rol importante


TROTANDO MUNDOS

El Affaire Colorado

El atropello que le hicieron a la Selección Nacional de Fútbol en Colorado parece haber perdido actualidad y todos se han conformado tras vociferar un poco. Una combinación de corrupción y falta de pantalones se conjuntó para perjudicar a un equipo de muchachos aguerridos que dejaron el pundonor en la cancha. Pero esto no puede quedar así. No nos interesa en este punto si jugaron bien o no, o si fortuitamente fueron los norteamericanos los que anotaron el único gol del partido. Esto va más allá.
Lo sucedido en Denver es el rescate descarado de una selección que no puede quedar eliminada del mundial. Ni México goza de ese privilegio. Para la FIFA los Estados Unidos es un centro económico como ninguno. La costosísima apuesta que ha hecho para desarrollar el soccer en ese país le representa miles de millones de dólares, por lo que un pequeño país del área no le va a arruinar la fiesta. Al diablo con el Fair Play. El Comisionado de FIFA no iba a suspender ese juego —con un gol a favor de los Estados Unidos— así hubiera ocurrido un cataclismo níveo en el estadio.
Cuando jóvenes en el colegio había una rima que invocaba a la mujer pública y remataba con la república, cerrando con una frase muy grosera pero que, para nosotros en ese entonces, resultaba risible. Ante lo sucedido en Colorado con nuestra selección, no queda otra que rememorar el cierre de esa rima y aplicárselo a la FIFA; solo que en este caso la cosa no es risible.
Uno dinámico comentarista mexicano lo puso muy bien. Los norteamericanos siempre se han distinguido por su ejemplar Fair Play; ¿qué pasó en esta ocasión? ¿Sería que un alemán desesperado por la victoria tuvo la suficiente fuerza para amedrentar al árbitro, mientras un Comisionado cómplice les tomaba el pelo a las autoridades futbolísticas ticas?
Lo que nos lleva al otro lado de este acertijo: es hora de escoger dirigentes para el fútbol tico que sean elefantes en una joyería a la hora de defender nuestros derechos; que no duden en llamar las cosas por su nombre. No pusilánimes más interesados en congraciarse para posicionarse en cargos de la FIFA que en cumplir con su misión de defensores del deporte nacional. Personas preparadas que conozcan al dedillo los reglamentos, para que a la hora de interponer recursos, no se los rechacen por extemporáneos o deficientes.
A la Sele no se le hace acompañar porque quien se crea merecer ir de paseo, sino por quien pueda darle apoyo en momentos como ese. Según la FIFA, rechazó nuestra apelación por extemporánea. Eso es una vergüenza. ¿En qué estaban todos esos turistas que acompañaron a la Sele?
Los jugadores dejaron todo su pundonor en la cancha. Lo habían hecho antes y lo volvieron a hacer frente a Jamaica, por lo que el frío no está en las cobijas. Pero la ruta al mundial tiene muchas aristas. No son solo el Entrenador y los Jugadores, sino los dirigentes, juegan un rol importante.
Estos últimos tienen que igualmente buenos.


Lic. Humberto Pacheco A., M.C.L.

[email protected]