El 14% de los jóvenes deja estudios al entrar al colegio
Enviar

Dificultades económicas influyen en mayoría de los casos

El 14% de los jóvenes deja estudios al entrar al colegio

Asistencia y seguimiento a transición, recomienda proyecto Proeduca

El primer año de colegio se mantiene como el nivel más crítico de la educación, dado que es el periodo en que más desertan los jóvenes de las aulas.
Se estima que un 14% de los estudiantes deja de estudiar al entrar al sétimo año. En segundo lugar, se ubica el décimo año, con un 11%.
Los resultados de un estudio presentado por el proyecto Proeduca, financiado por la Unión Europea, se dieron a conocer ayer.
Las dificultades económicas y para sufragar gastos de estudio son las principales causas para dejar las aulas, con un 62% de los casos.
No obstante, la repitencia y el rendimiento académico son otras de las razones de peso para desertar. Al menos un 35% ha repetido alguna vez y un 45% se quedó en alguna materia.
En total un 54% de la población entre los 17 y 21 años de edad no posee educación secundaria en Costa Rica.
El abandono se da, a pesar de que los jóvenes están conscientes de la importancia de la formación para sus vidas y de que más del 50% siente que tiene apoyo de sus familias.
En cuanto a los docentes, un 33% manifiesta que estos apoyan a estudiantes con problemas de estudio y un 31% ve al director como una figura alejada y poco disponible.
En cuanto al contenido visto en clases, solo una tercera parte cree que es interesante.
Un dato que llama la atención es que el 28% de los estudiantes dice haber sido agredido por otro por lo menos una vez.
El Proyecto Proeduca realizó el Estudio sobre Permanencia Estudiantil en los Centros Educativos para establecer medidas para la prevención y disminución de la deserción.
La investigación incluyó una muestra de 25 colegios de los 80 que forman parte de la iniciativa.
Incluir la participación de la población estudiantil en la atención del problema forma parte de la estrategia propuesta.
El argumento es que los estudiantes conocen mejor cuándo algún compañero empieza a faltar y cuál es la situación que aqueja a quienes dejan de asistir al colegio.
De igual modo, se habla de la asistencia, como mecanismo de atención temprana que evite que se llegue a situaciones irreparables.
Otra de las medidas podría ser el establecimiento de protocolos de transición entre niveles, específicamente en el cambio de primaria y secundaria, que es cuando el estudiante está en alto riesgo de no permanencia.
Proeduca destina 18 millones de euros para luchar contra esta situación en beneficio de 55 mil estudiantes.
En los primeros seis meses del año 13.826 estudiantes dejaron las clases. Si se analizan los datos por colegio, se obtiene el Liceo de Alajuelita, el Liceo de San José, y el Liceo de Aserrí, entre los centros con cifras más altas de abandono, junto con otras instituciones ubicadas en las zonas de menor desarrollo.

 

María Siu Lanzas
[email protected]


Ver comentarios