El valor de la colaboración en los equipos de trabajo
Enviar

El valor de la colaboración en los equipos de trabajo

Para que un equipo de trabajo logre resultados eficaces, combinando conocimientos y experiencia de forma eficiente, será necesaria la presencia de un liderazgo efectivo, que motive, desarrolle y conduzca hacia el éxito. Los estudios apuntan que los líderes con buenas habilidades de comunicación —franca, directa y dialéctica— se encuentran en el corazón de los equipos de alto rendimiento.

Una parte fundamental de la formación de equipos de trabajo exitosos es la obtención de sinergias positivas, para que, con la suma de esfuerzos, habilidades y competencias, se obtengan mejores resultados que trabajando de forma individual. Si queremos obtener esta reciprocidad, necesitamos partir de una comunicación efectiva, que implica: empatía, sentido de la oportunidad, escucha activa, accesibilidad, claridad y por supuesto, retroalimentación. Así mismo, la comunicación efectiva sentará las bases para la colaboración.
El trabajo en equipo, asumido desde el principio de la colaboración, logrará potenciar el carácter multidimensional del comportamiento grupal, obteniendo mejores resultados bajo perspectivas multi e interdisciplinares.

A continuación, compartimos algunas de las ventajas que podemos lograr a partir de equipos de trabajo colaborativos:

  • Adaptabilidad: Un equipo de trabajo dinámico y flexible en su comportamiento, y a la misma vez, cohesionado y articulado a nivel humano, funge como una barrera de contención para una adecuada gestión del cambio, una ventaja estratégica altamente valorada frente a los constantes cambios en los mercados.
     
  • Motivación y eficiencia: La fuerza motivacional del trabajo en equipo, cuando se ha logrado establecer la confianza, es una doble potencia. Por un lado, cuando cada colaborador habla abiertamente de sus fortalezas, ilusiones, debilidades, dudas, inquietudes, miedos, etc. y, los circula al interior del grupo, se produce la posibilidad de un espacio para el desarrollo de nuevas habilidades a partir de las experiencias y el conocimiento compartido. Por otro lado, se identifica la complementariedad del grupo, reconociendo las diferentes formas de operar como assets y, se establece un objetivo común que facilitará el alcance de los objetivos organizacionales, alineando las competencias interpersonales con el propósito de la empresa. La sinergia grupal se convierte en el motor mismo de la motivación.
     
  • Identidad: El sentido de pertenencia e identificación que logra provocar un equipo de trabajo, alineado al propósito organizacional, es una herramienta para la construcción y desarrollo de la cultura organizacional, favoreciendo, además, el clima laboral y disminuyendo los índices de rotación.
     
  • Creatividad: La creación en los equipos de trabajo estimula el pensamiento divergente (generación de ideas creativas mediante la exploración de muchas soluciones), produciendo ideas innovadoras y promoviendo una cultura orientada hacia la gestión de soluciones.

Mariajosé Gavilán


Ver comentarios