El plan del Inter de Milán para volver a ganar partidos y dinero
Samir Handanovic, portero del Inter de Milán, evita un gol durante la Liga Europea. Bloomberg/La República
Enviar

Uno de los equipos de fútbol más célebres de Europa dice tener un plan para convertir un déficit de 140 millones de euros en ganancias, y rápidamente.

Si el Inter de Milán, campeón nacional en 18 ocasiones y ganador de tres Ligas Europa, logra recuperarse, habrá conseguido una hazaña rara. Pocos equipos de fútbol italianos ganan partidos y dinero al mismo tiempo; la campeona Juventus está comenzando a cosechar los beneficios financieros de su nuevo estadio apenas ahora.
Michael Bolingbroke, el máximo ejecutivo del equipo, trazó una hoja de ruta quinquenal rumbo a la rentabilidad en 2014, y los primeros informes sugieren que el trabajo de ingeniería financiera está funcionando. El equipo, que registró 140 millones de euros ($152 millones) de pérdida en la temporada 2014-2015, dará parte de un déficit de cerca de 60 millones de euros para la temporada 2015-2016 el viernes, según una persona familiarizada con las finanzas del club.
El minorista chino Suning aprobó la visión de Bolingbroke, tanto como para pagar 270 millones de euros por una participación mayoritaria en el equipo en julio. El nuevo dueño le dijo al máximo responsable: “Queremos que usted esté constantemente en la Liga de Campeones. Y queremos que gane dinero”, recordó Bolingbroke. “¿Y su plan de negocios dice que a los tres años de mi compra usted tendrá una ganancia? Excelente. Vaya nomás”.
Bolingbroke, exdirector de finanzas del Manchester United, ya trató de limpiar el balance. La pérdida de 140 millones de euros en la temporada 2014-2015 ocurrió después que el Inter depreció el valor de pases no exitosos, pagó indemnizaciones a extécnicos y añadió futuros riesgos financieros, costos extraordinarios que sumaron hasta 50 millones de euros. El resto de la gestión se apoya en ganar más dinero con la venta de entradas, sumar patrocinadores en Asia y volver rápido a la Liga de Campeones, que genera millones en ingresos adicionales.
Los equipos italianos no tienen tantas formas de ganar dinero como sus principales rivales en otras partes de Europa. El A.C. Milan, por ejemplo, perdió casi 100 millones de euros en cada una de las últimas dos temporadas; el AS Roma perdió 69 millones de euros la semana pasada. La mayoría no son dueños de sus estadios y así, como inquilinos, pagan alquiler y deben compartir lo recaudado con concesiones. Los acuerdos de televisación son menos ricos. Además, los clubes gastaron de más en el mercado de pases y dependen de que sus dueños los rescaten.
El plan de Inter para aumentar el ingreso con patrocinios se apoya fuertemente en Suning, un coloso chino con más de $20 mil millones en ingresos anuales y más de 1.500 tiendas. Bolingbroke dijo que el equipo puede conseguir 20 millones de euros por año con acuerdos gracias a los contactos del minorista en el país más populoso del mundo, que recientemente puso en marcha un plan sin precedente para hacer expandir su sector futbolístico.
Bolingbroke también se está concentrando en llenar los 80 mil asientos del estadio San Siro, el más grande de la liga. El Inter atrae a 45 mil aficionados por partido, la hinchada más grande de Italia, pero aun así le faltan 35 mil para llenar el estadio.
“Nuevos hinchas, nuevos patrocinadores, nuevos ingresos. Todo depende de ganar partidos, dijo Bolingbroke, algo que al equipo le viene costando. “Si no ganamos trofeos, quebramos”, dijo.



Ver comentarios