Logo La República

Lunes, 17 de junio de 2024



NOTA DE TANO


El León intentó morder al Monstruo y solo lo aruñó

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Jueves 23 mayo, 2024


Joshua Navarro de Alajuelense. Cortesía MP Villalobos/La República.
Joshua Navarro de Alajuelense. Cortesía MP Villalobos/La República.


Saprissa no es un equipo acostumbrado a jugar al empate o meter el bus en su marco para sostener una ventaja mínima.

Sin embargo, cuando la ocasión lo amerita, sabe y puede congelar el ritmo de un determinado partido.

A Vladimir Quesada le servía un empate en La Catedral en la ida de la final del Clausura y si repasamos la alineación del Monstruo, toparemos con siete jugadores de corte defensivo: Chamorro, Taylor, Waston, Anderson, Mora, Guzmán y Escobar. Se completó la formación con Mariano Torres construyendo y el usual tridente ofensivo: Paradela, Ariel y Javon. Futbolistas más técnicos y de menos pierna, no fueron estelares, casos de Douglas Sequeira, Kliver Gómez, Yoserth Hernández y Warren Madrigal.

Lea más: Joseph Joseph habla de su Liga en una nueva final y no puede esconder que regresó la ilusión

Era lógico que el Alajuelense se le iba a ir encima a los morados desde el arranque del juego y entonces el Saprissa, con la experiencia y “maña” de jugadores como Waston, Guzmán y Torres le bajó la temperatura al clásico.

El León de “Guima” atacó por todos los flancos, de nuevo, sin contundencia y fortuna. Chamorro salvó una anotación; su sustituto Esteban Alvarado evitó dos, pero igual Javon Eats botó la ocasión de gol más clara del juego y Moreira voló para desviar un zurdazo de Paradela. En el cierre, Mariano le sirvió a Madrigal el gol del triunfo, pero la pierna salvadora de Yael López evitó lo que hubiese sido el desplome del anfitrión.

Alajuelense no cesó medio minuto en sus intenciones de anotar. Cobró una docena de tiros de esquina sin drama, penetró por los costados, por el centro, remató de media distancia, pero el gol le fue esquivo y lejano. Lo logró en el descuento; un centro más, de los muchos que ejecutó, salió de las piernas de Diego Campos a la cabeza de Joshua Navarro y entre el par de jóvenes reservistas construyeron la mínima victoria.

El escenario es idéntico al de la semifinal entre la Liga y Herediano. Triunfo 1-0 del León en la ida y ahora a soportar la avalancha del Saprissa en la vuelta.

Lea más: Alajuelense presenta uniforme que recuerda la final de Concacaf donde humillaron a Saprissa

El Team le regaló al Alajuelense el primer tiempo y lo arrolló en el segundo. Le alcanzó para empatar 1-1. Ni por asomo creemos que el Monstruo le obsequie a la visita medio segundo de tranquilidad.

Guimaraes reforzará la retaguardia, será entonces la Liga la que congele el ritmo del partido, La Cueva será un infierno que querrá cremar al León y solo queda esperar si éste resiste, sostiene y si puede, sorprende. Tiene mano de obra para lograrlo.

gpandolfo@larepublica.net







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.