Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


El Gobierno local y su desarrollo

Siany Villalobos Argüello [email protected] | Martes 07 agosto, 2018


El Gobierno local y su desarrollo

El mes de julio da lugar a volver la mirada hacia el Régimen Municipal, obtuvimos dos informes importantes de la Contraloría General de la República, referentes a: informe N°. DFOE-DL-IF-00005-2018 sobre la auditoria de carácter especial acerca de la gestión del otorgamiento de créditos a los gobiernos locales por parte del IFAM y la calificación que reciben las municipalidades en el Índice de Gestión Municipal (IGM), resultados del periodo 2017.

Para realizar la evaluación del IGM la Contraloría estratificó a los gobiernos locales en cuatro grupos (A-B-C-D), tomando en consideración características similares en cuanto al presupuesto definitivo, Índice de Desarrollo Humano Cantonal (IDHC), kilómetros cuadrados del territorio y unidades habitacionales combinadas con el IDHC.

La calificación de las municipalidades se hace con base en los 61 indicadores relacionados a cinco ejes: Desarrollo y Gestión Institucional, Planificación, Participación Ciudadana y Rendición de Cuentas, Gestión de Desarrollo Ambiental, Gestión en Servicios Económicos y Gestión en Servicios Sociales.

Los resultados no son del todo negativos, se obtienen efectos favorables en el año 2017, dado que un total de 66 municipalidades mejoraron su calificación respecto de la obtenida en 2016; mientras que 15 obtuvieron una calificación menor en ese mismo periodo y cinco son las que muestran un mayor retroceso, Aserrí, Tibás, Curridabat, San Isidro y Turrialba, según los resultados del IGM de 2017.

Estas evaluaciones permiten contar con información fundamental para tomar las decisiones necesarias y sobre todo promueve la mejora continua del gobierno local, para satisfacer las necesidades de la población en cumplimiento de la Constitución Política y normas por las que se rige.

Los resultados son importantes de considerar, para crear estrategias de mejora inmediata, esto debido a que siguen siendo la prestación de los servicios comunitarios (aseo de vías y sitios públicos, parques y obras de ornato y depósito y tratamiento de residuos), los peor calificados, mismos que generan una mala percepción de la municipalidad al estar en contacto directo con la población.

 Los gobiernos locales deben tomar decisiones eficientes y eficaces para revertir esos resultados, para nadie es un secreto que el asunto de recalificar tasas a nadie le gusta y son poco populares, pero de continuar con esa posición o línea de pensamiento, la situación empeorará y continuará con las malas calificaciones, aumentando la percepción negativa que tiene la ciudadanía de las municipalidades.

Importante también es rescatar que las áreas de contratación administrativa, recursos humanos y tecnologías de información son las que cuentan con los mejores resultados, pero que aún requieren acciones de mejora por parte de las administraciones municipales.

Igualmente en esta evaluación se encuentran resultados que llaman la atención, como son las 12 municipalidades que siempre se encuentran entre las calificaciones más bajas, razón por las que instituciones que apoyan el fortalecimiento de las municipalidades y los mismos gobiernos locales deben buscar apoyo para sacar los yerros que no les permiten avanzar y generar el desarrollo cantonal deseado, no se puede omitir que un cantón en retroceso tiene incidencia negativa de forma directa en el desarrollo nacional.

Otro aspecto a destacar sigue siendo el tema de la planificación urbana, los planes reguladores, reto al cual se enfrentan 45 municipalidades que no cuentan con este importante instrumento de planificación y que ante la ausencia del mismo solo se genera desorden.

 Asimismo, los resultados de presupuesto participativo siguen siendo muy bajos, aspecto que no debería generar resistencia, puesto que la participación ciudadana genera legitimidad de los actos y sobre todo transparencia.

En relación con los servicios económicos, permanecen retos importantes en materia de gestión vial, dado que apenas se logró cumplir el 63,85% de los objetivos y metas programadas por las municipalidades en sus planes operativos.

Felicitaciones a todos aquellos gobiernos locales que mejoraron sus calificaciones, y fuerza, dedicación y voluntad para los que no han logrado salir de los malos resultados o retrocedieron en su calificación.