¡El futuro ya empezó!
Enviar
¡El futuro ya empezó!

• Encantadora comedia animada, inaugura la época de la proyección digital en Costa Rica

Bolt, un perro fuera de serie
(Bolt)
Dirección: Byron Howard y Chris Williams. Animación. Duración: 1:43. Origen: EE.UU. 2008. Calificación: 8.

Hace un par de decenios, en la industria de cine empezaron a circular rumores, según los cuales el celuloide pronto desaparecería, dejando espacio a sofisticadas máquinas de proyección digital. En ese entonces, aquellos pronósticos parecían salidos de una novela de ciencia ficción. Hoy se puede afirmar con tranquilidad que el futuro ya empezó.
Por el momento, Costa Rica cuenta con tres salas dotadas de equipos de vanguardia, los cuales marcan una legítima revolución tecnológica. “Bolt, un perro fuera de serie” inaugura oficialmente la nueva época. Esta encantadora comedia animada de los estudios Disney, se exhibe en el moderno formato digital y con el sorprendente sistema de tercera dimensión (3D).
Este último representa un progreso indudable, con respecto a los viejos filmes en 3D producidos desde los años 50. Con el auxilio de lentes negros, que no provocan migrañas ni molestias en los ojos, el espectador disfruta de una inédita sensación de realismo. Las imágenes simulan la profundidad de campo y crean la ilusión de estar observando objetos que salen de la pantalla.

Lo anterior no es una curiosidad pasajera. Representa una nueva forma de ver cine, la cual se consolidará a través del tiempo. En cuanto a la obra en sí, “Bolt” es mucho más que una excusa para estrenar aparatos novedosos.
Esta magnífica realización, goza de un libreto bien estructurado, donde se mezclan con sabiduría mensajes positivos, humor sano, acción explosiva y genuina ternura. Describe las aventuras de un perro actor, que protagoniza una teleserie popular. Vive en un estudio de filmación, no conoce el mundo exterior y está convencido de tener superpoderes, como el héroe que encarna.
Por accidente, Bolt sale a la calle, se pierde y comienza a tomar conciencia de sí mismo. Mientras busca a su dueña, se junta con dos simpáticos animalitos: un hámster juguetón y un gato desamparado.
El argumento es algo trillado, pues combina elementos de títulos como “Toy Story” (1995), “La historia de una vida” (The Truman Show, 1998), “Supercan” (Underdog, 2007) y “El perro bombero” (Firehouse Dog, 2007). Sin embargo, esa falta de originalidad es compensada por un dinámico ritmo narrativo, una agudeza inusual en la definición de caracteres y un manejo inteligente de la comicidad, totalmente exenta de vulgaridades inoportunas.
Acertado elogio a la lealtad, la sinceridad y el espíritu de compañerismo, “Bolt” cautiva a pequeños y grandes, concretando una diversión arrolladora… con o sin 3D.

Ver comentarios