Logo La República

Jueves, 9 de abril de 2020



ÚLTIMA HORA


El drama de Italia contado en primera persona, ¿qué puede aprender Costa Rica?

Jeffry Garza [email protected] | Miércoles 25 marzo, 2020 12:00 pm

Una mano entrega a otra una masacarilla
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


Luca Veronese, un mercadólogo entrado en los 50 que tenía planes de invertir en Costa Rica, vio truncada su aventura por la pandemia del coronavirus.

Al igual que nosotros, él despertó un día con su rutina cambiada, desprovisto de la cotidianeidad a la que estaba acostumbrado.

Lea más: Italia con señal alentadora en impacto del Coronavirus

Su país, Italia, ha vivido la peor tragedia a causa del Covid-19. Al momento de escribir estas líneas, son más de 6.800 muertos y casi 70 mil infectados.

Luca vive entre Milán y Turín, al norte de Italia, en la región de Lombardía.

Precisamente, por ahí entró el virus a Italia y es donde ha cobrado más vidas; desde esta región, los militares trasladan cuerpos en camiones para que sean incinerados en otros lugares del país, luego regresan para darles la debida sepultura.

Como usted lo ha leído en otros medios, los italianos al principio no le dieron tanta importancia, lo vieron como una gripe común.

Se pensó: “no pasará tanto con nosotros”; o: “habrá pocos casos”, admite Veronese.

Los primeros en contagiarse fueron médicos, y ellos lo fueron esparciendo. El epicentro fue un hospital. El norte, la zona más industrializada, recibe muchos chinos para hacer negocios, ya que hay buenas relaciones comerciales entre ambos países.

Al igual que el tico, el italiano saluda de beso y abrazo, siempre se da la mano. El virus recorrió Italia por un camino pavimentado.

Muchos de los infectados -sin saberlo- del norte escaparon de la pandemia yéndose donde sus familiares en el sur, aumentando aún más la cobertura del virus.

“Un error gravísimo”, se lamenta Luca, desde la comodidad –¿o incomodidad? - de su casa.

Nuestro amigo italiano está aislado desde el 9 de marzo pasado, cuando el Gobierno de Giussepe Conte lo ordenó así para toda la población.

Un hombre caucásico calvo en primer plano

Luca Veronese está aislado desde el pasado 9 de marzo. Cortesía Luca Veronese/La República

Están cerradas las escuelas, el Gobierno y todos los negocios. Solo se puede ir al supermercado, la farmacia y hacia algunos establecimientos de primera necesidad.

En un día, casi 9 mil personas han sido sancionadas por desobedecer el aislamiento y ya son más de 112 mil las que han violado esta disposición, según La Reppublica de Italia.

Otras mil han declarado falsamente y más 2.500 negocios han incumplido con sus cierres.

¡Aún con las advertencias se demostró que un 40% de la población estaba circulando!

¿Y ahora?

Italia ha superado en muertos a China y su sistema de salud llegó al punto de filtrar la atención médica por probabilidades de supervivencia.

Lea más: Italia congela pago de impuestos e hipotecas por coronavirus

El país trasalpino tiene una de las poblaciones más viejas del planeta, lo que lo hace más vulnerable al virus que cualquier otro.

Además, aproximadamente el 70% de las víctimas de Covid-19 en edad avanzada tenía afecciones como hipertensión, diabetes y otras deficiencias graves, reportó Agenzia Italia.

Luca cerró sus redes sociales, ya no puede con tantas noticias tristes.

“Me cansé de absorber todo este veneno y me lo quité”, dijo.


NOTAS RELACIONADAS






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.