Logo La República

Domingo, 25 de octubre de 2020



FORO DE LECTORES


El diamante en bruto de Costa Rica para esta nueva década

Álvaro Rojas [email protected] | Martes 14 abril, 2020

Alvaro Rojas

Hoy 14 de abril en el marco del Global Meeting Industry Day se celebra en el mundo la importancia de la Industria de reuniones, la cual al estado en la línea frontal de impacto de industrias afectadas por el Covid-19.

Hace un par de años estaba por tomar un vuelo de rutina para un viaje de trabajo. Era de noche, hacía frío y, en medio del cansancio, deseaba montarme al avión para descansar.

Cerré los ojos y, entre tantas palabras que corrían por la sala de abordaje atestada de gente, mi cerebro logró encapsular un silencio y captar, en la voz suave de una tierna señora, una de las frases más sencillas, pero con más lógica que jamás había escuchado: “no somos el resultado de nuestras circunstancias, sino de nuestras decisiones”.

Abrí los ojos: una señora mayor le hablaba delicadamente a una niña, quizá su nieta. En mi mente, podía ver a dos generaciones ponerse de acuerdo para entregar y recibir un consejo, una desde la experiencia y otra desde la expectativa de una vida por vivir.

Con aquella famosa frase del Sr. Stephen Covey, sumada a esa imagen, era inevitable pensar que, en nuestro país, sucede algo muy similar. Lo que hoy somos en Costa Rica no es necesariamente fruto de las circunstancias, como nuestra ubicación, tamaño o población; ya que países con situaciones similares han tenido mejores resultados y otros peores. Entonces, lo bueno y lo no tan bueno de nuestro país, en la actualidad, es el resultado de la suma de decisiones grandes, pequeñas, colectivas e individuales, pensadas o improvisadas, que hemos tomado en el pasado, pero también abre la perspectiva de que “la Costa Rica de mañana” será el resultado de las decisiones que tomemos hoy.

Si usted, querido lector, ha llegado hasta aquí, quiero pedirle que tome un impulso adicional por llegar hasta el final, en donde le prometo que se llevará algo valioso para usted y su familia: una perspectiva diferente que ciudadanos, gobiernos y empresas de países —como Singapur, por ejemplo— lograron entender para poder crecer exponencialmente a nivel económico y social.

Tal vez escuchó en algún momento que, durante el 2018, Costa Rica se disponía a abrir su Centro de Convenciones y, posiblemente, al igual que muchas otras noticias que corren silenciadas por el ruido de las notas negativas, lo dejó pasar. Es probable que escuchara que esto se hacía para fortalecer un turismo llamado “de reuniones”, es decir, para atraer más turistas — tipo de turista que gasta más—; incluso, que era para llenar hoteles cercanos y, si usted no trabaja en turismo, hasta se podría pensar que esto no tiene que ver con su persona. Tal vez ha pasado por fuera de este inmueble y ha visto ese lindo “árbol” iluminado por las noches, sin comprender a ciencia cierta qué esconde. Como aquella señora en el aeropuerto, entregándole un preciado consejo a su nieta, podemos estar en presencia de un diamante en bruto listo para dejarlo pulido para las siguientes generaciones.

No tengo dudas de que usted, como inteligente lector, podrá pensar que exagero, pero permítame honrar su tiempo de lectura con la siguiente perspectiva, no como dueño de la verdad, sino como un compatriota suyo que quiere ver significativamente mejor nuestro país.

El centro de convenciones es solo la punta del iceberg, hace parte de algo mucho más grande que, en una mínima escala, se conoce como “turismo de reuniones”, debido a que la mayoría de los gobiernos ven el desarrollo de este mercado fundamentalmente sobre la concepción del suministro para hoteles, restaurantes, compras que hacen dichos turistas, entre otros. Y, sí, esto es muy importante, este negocio hace eso, atrae a tal tipo de turistas. Sin embargo, quiero que me acompañe un par de escalones más arriba, desde donde se ve otra cara del mismo cubo que, cuando los tomadores de decisiones de un país ven y la accionan sobre ella, pasa de la perspectiva únicamente turística y evoluciona a ser la “industria de reuniones”, dejando como consecuencia un desarrollo integral que lo beneficia directa e indirectamente a usted y a su familia.

Nuestro país se ha caracterizado por construir, entre otras cosas, sobre la base de la economía del conocimiento, con la educación como un derecho —ya sea pública o privada, pero de muy buena calidad— y con altos índices de escolaridad en su sociedad; lo que somos hoy tiene muchas de sus raíces fundamentadas en ello. Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con la industria de reuniones?

Sencillamente, podríamos pensar que esta industria es en donde se hacen congresos, convenciones, reuniones de empresas, se traen expositores a los diferentes recintos del país. No obstante, lo invito a alzar su mirada hacia el horizonte, allá donde grandes países han impulsado sus economías y sus sociedades por medio de una industria de eventos profesionales y empresariales, que no son hechos al azar ni por gastar presupuestos, sino que forman parte de una estrategia transformadora para los gobiernos, países que intentan desarrollar sus conocimientos y economías creativas por este medio.

Gobiernos, empresas y ciudadanos de otras latitudes entendieron que cada vez que profesionales y no profesionales se reúnen en cualquier lugar para aprender, innovar, intercambiar conocimientos, ideas, hablar del futuro, entre otros, dichas reuniones se convierten en un epicentro para mejorar diferentes áreas — por ejemplo, la atención médica, en el caso de los doctores, para mejorar los estándares, atraer un nuevo talento o hacer crecer el capital intelectual—; en resumen, se trata de una estrategia que afecta todo tipo de desarrollos sociales y económicos en esos países.

Las asociaciones profesionales, como el colegio de médicos, la asociación de nacional de veterinarios, la asociación de nutricionistas y todo el centenar de asociaciones nacionales que tenemos en nuestro país, son, en su mayoría, las que organizan y atraen este tipo de eventos; sumado a esto, las empresas para eventos corporativos, ferias, entre otros. Es por esto que debemos comprender que ellos ofrecen la mayor parte del aprendizaje permanente para todas las profesiones del mundo por medio de sus eventos.

Entonces, cuando un gobierno piensa en términos de construir una economía basada en el conocimiento, obviamente todos considerarían los colegios y universidades como una base, pero lo que es realmente importante entender es que, una vez que las personas terminan sus estudios universitarios, se necesita un aprendizaje complementario y constante para seguir actualizados y desarrollándose. La cuestión es que dicho aprendizaje no viene necesariamente desde las universidades, sino de sus colegas, asociaciones de su sector o capacitaciones de sus empresas, por lo que las asociaciones y empresas corporativas que hacen eventos son, en ese sentido, el complemento esencial en una economía del conocimiento.

Podemos comprender más fácilmente el resultado de esta industria con la siguiente ecuación: cuando un profesional es expuesto por medio de los eventos a una gran cantidad de información, esta información es transformada por la persona en conocimiento y, al aplicarlo en su profesión o área de trabajo, da como resultado la generación de riqueza y valor para su sector económico, crecimiento social, desarrollo, empleo directo e indirecto, nuevas prácticas, mayor eficiencia, entre otros. Es por eso que, desde finales del siglo XX, las grandes potencias han hecho crecer la inversión en este capital intangible en gran medida, incluso más que en capital tangible como máquinas o materias primas, porque es mucho más rentable y sostenible a mediano y a largo plazo.

Alguien dijo alguna vez: “Si vemos el Paseo Colón muy grande, es hora de salir de Costa Rica”. Si miramos alrededor del mundo a los destinos que realmente han tenido crecimientos exponenciales, uno de sus factores principales es que obtuvieron una alineación entre el gobierno y la empresa privada para la realización de este tipo de eventos, pero no sobre cualquier tema, sino que tuvieron como eje temático los conglomerados y las áreas económicas que el gobierno identificó como prioridades de crecimiento; a partir de ahí, comenzaron a darle a sus profesionales oportunidades de desarrollarse aún más por medio del conocimiento complementario; un ejemplo de esto ha sido Singapur como destino ejemplar en este tipo de desarrollo con resultados realmente destacados.

Hoy, con el ICT como director de orquesta, el Centro de Convenciones de Costa Rica y su operador Grupo Heroica; el Buro de Convenciones; la Asociación Profesional de Organizadores de Congresos; y demás jugadores fortaleciendo esta industria tenemos la posibilidad de tomar como ejemplo al gobierno de Singapur, el cual tiene una visión muy clara de lo importante que es tener congresos, convenciones, reuniones profesionales, ferias, entre otros, debido a que la economía de ese país se basa en el comercio y en el compromiso del conocimiento creativo. Ellos no cuentan con todas las circunstancias para brillar, son una nación insular, con poca tierra agrícola y escasos recursos naturales, pero comprendieron que tenían un diamante en bruto, una industria de reuniones que les permitió involucrarse con el mundo en un sentido intelectual y del conocimiento, tuvieron una visión clara alrededor de los eventos, con tal éxito que hoy es la ciudad número uno en Asia para esta industria.

Bajo ese concepto, dicha industria lo involucra a usted, ya que es trasversal a todas las profesiones, técnicos y especialidades del país y, sin duda, indistintamente a lo que usted se dedique, en el mundo, hay un evento para eso que podrá llevarlo a usted al siguiente nivel e impactar su entorno por medio de la aplicación de lo que va a aprender, ya que dentro del legado que dejan los eventos están atracción y exportación de nuevo talento; intercambio de conocimiento; actualización, innovación y creatividad; creación de políticas; intercambio de tendencias y buenas practicas; creación de nuevos puestos de trabajo; crecimiento del capital intelectual; colocación en el mapa regional, continental o mundial de ese sector; impacto y crecimiento social; potencialización de nuevo talento; generación de derrama económica; expansión de la visión; generación de ideas; intercambio cultural; atracción de inversión; entre otros.

Para que tenga una pequeña idea de lo anterior, piense en el legado que dejó la industria de reuniones en Costa Rica en el 2019, donde fuimos sede de eventos como Conferencia internacional del cambio climático pre cop 25, V Conferencia Latinoamericana de Saneamiento de aguas, Congreso Mundial de veterinarios, FCCA Central America Cruise Summit, Congreso de Gastroenterología para Médicos Generales, Expopyme, Technologies Forum, Congreso Internacional de Odontología, Cumbre Mundial de Rafting, World Business Forum, Megaminds in Megatrends, Agrotransformación, World Meetings Forum, Congreso Internacional de Controladores Aéreos, Congreso de la Corporación Iberoamericana de Loterías y Apuestas del Estado, entre otro centenar que se hicieron en diversos recintos del país.

Esta visión nos lleva a comprender que no se trata de un esfuerzo aislado del instituto de turismo o de simplemente llenar habitaciones de hotel, es algo mucho más grande, multisectorial e interministerial, donde empezamos a atar al talento, nuestra base intelectual, las oportunidades identificadas, los sectores en donde queremos enfocarnos, el conocimiento local y el global, y combinar todo eso en eventos de negocios; así ayudaremos a que industrias locales comiencen a liderar regionalmente y a hacerlas crecer desde una base de excelencia mundial.

Parafraseando la expresión de la señora con su nieta en el aeropuerto, hoy Costa Rica tiene todas las circunstancias para desarrollarse integralmente por medio de esta industria, pero el resultado de nuestro futuro depende de nuestras decisiones, y nosotros tenemos la oportunidad de decidir entregarle a la siguiente generación un diamante pulido, comprendiendo que la industria de reuniones no hace eventos, hace país.





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.