Franco Arturo Pacheco

Franco Arturo Pacheco

Enviar
Lunes 9 Abril, 2018

El compromiso de trabajar por el futuro del país es de todos

Para la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial (UCCAEP) es momento de reiniciar el trabajo conjunto por el desarrollo del país, tras el resultado de las elecciones.

Concluido el proceso electoral, periodo que se extendió un poco más, dada la segunda ronda electoral, el país escogió al señor Carlos Alvarado Quesada como nuestro presidente número 48 para gobernarlo durante el periodo 2018-2022.



Sin duda, Costa Rica volvió a celebrar una hermosa fiesta cívica el propio día de las elecciones por lo que ahora corresponde unirnos todos en una sola bandera, la de Costa Rica. Es momento de poner en primera línea los intereses y necesidades del país, por encima de los intereses políticos, partidarios y personales, desde la Unión de Cámaras hacemos un llamado a la unión y a apoyar al nuevo gobierno porque este será el gobierno de todos los costarricenses.

Es imperativo que, si entre todos procuramos hacer el mejor trabajo posible, los resultados repercutirán en un beneficio para toda la ciudadanía, por lo que como sector productivo nacional estamos entusiasmados de trabajar en conjunto con el nuevo gobierno por el futuro de Costa Rica.

Sin duda alguna, urge reactivar económicamente al país, reducir las tasas de desempleo, mejorar la competitividad nacional, así como la infraestructura vial.

El sector productivo nacional ha reiterado que el país enfrenta grandes retos y que incluso en algunos casos, ya no hay más tiempo para postergar decisiones como lo es el serio problema del déficit fiscal, que no solo pone en peligro las finanzas públicas, sino la calificación de Costa Rica ante las entidades calificadoras, lo cual podría traer aparejado un efecto muy serio en las tasas de interés, afectando de manera directa la inversión y la generación de empleo.

En la visita a UCCAEP, el pasado 13 de diciembre de 2017, don Carlos Alvarado dijo estar convencido de que la parte fiscal debe ir atada a compromisos de la eficiencia del gasto público, aseguró que se debe reformar el Servicio Civil y que debe existir una reforma al empleo público en función de la eficiencia.

Tres meses después, el 7 de marzo de este año, repitió esos compromisos añadiendo la necesidad de nuevos ingresos fiscales y que los incentivos del sector público deben ser distintos a los actuales. Sobre este tema de eficiencia del gasto público, esperamos que el mandatario electo sea en los próximos días más claro y específico en explicar cómo y de qué forma propone lograr dicha eficiencia.

En el tema de reformar el Servicio Civil y la materia de empleo público, creemos conveniente se aproveche la oportunidad de incluir ambos temas en el proyecto de ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, dado que es un texto que se debe fortalecer. No hay tiempo que perder y sabemos que, en materia tributaria, lograr que pasen proyectos en la Asamblea Legislativa es complicado, por lo que el gobierno actual y el entrante, deben aprovechar esta oportunidad para lograr un proyecto con mucho mayor contenido y contundencia.

Por ello con agrado calificamos de muy oportuno su llamado al Congreso desde el mismo día de su elección, para trabajar en este tema de manera inmediata, pues como país no podemos seguirnos dando el lujo de dejar pasar el tiempo. Esperamos por eso un compromiso de parte del presidente electo, de involucrarse con el proyecto actual y procurar promover que este tenga más contenido, con el objetivo de lograr una solución al tema del déficit.

A lo anterior, hay que sumar que todo debe venir acompañado de la reactivación económica que tanto necesita este país. Por ello su compromiso en la Unión de Cámaras de simplificar trámites (en este proceso debemos involucrar a las municipalidades e instituciones descentralizadas), avanzar en la digitalización y agilización de negocios, eliminar el exceso de burocracia, destrabar la Secretaría Técnica Ambiental y no cambiar las reglas tributarias de las zonas francas, son indispensables para propiciar el ambiente de confianza que se requiere para reactivar la inversión, por lo tanto, le solicitamos interponga sus buenos oficios para evitar que se estén enviando mensajes que llenan de dudas a los inversionistas, como ocurrió en el caso de las Zonas Francas. Es importante que permanezcan en el país y asegurarles que se les mantienen las condiciones actuales.

En materia de infraestructura vial, hemos recibido con beneplácito su compromiso de ampliar la ruta 27 y que en temas tan importantes como la movilidad urbana y planificación estratégica estén incluidos proyectos urgentes como: el tren urbano, terminar rutas prioritarias como la Florencio del Castillo, San José-San Ramón y que en la sectorización tomara en cuenta al sector autobusero, por lo que sin duda alguna, cuenta con el apoyo del sector productivo, representado por UCCAEP, pues este es un tema de interés nacional.

Estamos a la espera de las propuestas y medidas concretas que el nuevo gobierno tome para lograr su compromiso en reducir la violencia, así como trabajo interinstitucional para el combate contra la delincuencia común y el crimen organizado, y que den los resultados que Costa Rica urgentemente necesita.

La necesidad de crear más opciones de fuentes de empleo, es una tarea nuestra, del sector productivo, pero para ello se requiere colaboración estatal. De ahí que su propuesta para reenfocar el INA para que sus programas educativos sean más acordes al mercado laboral, la capacitación de más personas con un segundo idioma y reducir la tramitomanía, las consideramos necesarias para avanzar con buen paso. El 80% del financiamiento del INA proviene del aporte patronal y por ello requerimos que se nos tome más en cuenta para promover los cambios que urgen hacerle, ya que es preciso calzar la oferta con la demanda laboral. La institución debe modernizarse y transformarse y en ese sentido como sector productivo nacional, siendo los principales patrocinadores y a su vez, los principales usuarios, debemos formar parte integral en este proceso.

Es necesario materializar estos y otros proyectos que se requieren para poner a producir a Costa Rica, pues no hay tiempo para seguir postergando decisiones, sobre todo con la voluntad del soberano que dio su claro veredicto el 1° de abril, por lo que muchos esperamos con gran esperanza que estos cuatro años sean fructíferos, pues si al gobierno de don Carlos Alvarado le va bien, a los costarricenses también nos irá bien. El país está frente a grandes retos así que todos debemos unirnos para asumir los que nos corresponden y convertirlos en oportunidades, el país no puede vivir en campaña electoral permanente, necesitamos promover el desarrollo nacional y, ante el llamado y la apertura del presidente electo en formar un gobierno de unidad nacional, consideramos que deben estar en primer lugar los intereses nacionales, por encima de los partidarios.