Enviar
TEMA 93
Efecto del impacto en las articulaciones


Mucho se ha escrito y hablado acerca del efecto del alto impacto sobre el cartílago articular. La mayoría de las publicaciones lo relacionan al deterioro progresivo causante de la artrosis.
El cartílago articular no tiene circulación sanguínea, los nutrientes le llegan a través del líquido sinovial que necesita del movimiento y del impacto para que estos nutrientes lo penetren.
El impacto moderado estimula a los tejidos articulares a una adaptación que los protege y al esqueleto a aumentar la cantidad de calcio.


Varias condiciones pueden hacer que el impacto sea dañino:


1- Cuando es excesivo. El alto impacto como saltar o correr en superficies duras, repetidamente, miles de veces al día y durante años, llega a producir daño a las células del cartílago lo que termina en una artrosis (desgaste).
2- Cuando no se tiene un correcto alineamiento articular. Personas con mala postura, con desviaciones en rodillas (juntas, en “X” o separadas), desequilibrios en los pies (demasiado flexibles como pies planos o rígidos).
3- Personas con algún tipo de enfermedad que afecte las articulaciones, como artritis reumatoidea, lupus o gota.
4- Personas que sufrieron lesiones anteriores, como fracturas en la cadera o rodillas, lesiones de meniscos o ligamentos.
5- Uso de equipo inadecuado, como zapatos de correr sin soporte o vencidos.
6- Mala técnica en la ejecución de los ejercicios.


Prevención de lesiones con impacto

1- Valoración ortopédica antes de iniciar un programa de entrenamiento.
2- Preparar bien el cuerpo para el ejercicio calentando apropiadamente y mejorando la flexibilidad.
3- Buen calzado con adecuada absorción de impacto.
4- Evitar impacto excesivo sobre todo después de los 45 años.
5- Ejercicios con pesas para fortalecer todos los tejidos de soporte.
6- No sobreentrenar, descansar dos días por semana, alternar una semana fuerte con una suave.
7- Comer alimentos ricos en antioxidantes que contengan vitaminas A, C y E.
8- Tomar glucosamina y ácido hialurónico.


Medidas preventivas:


1- Valoración ortopédica antes de iniciar cualquier programa de entrenamiento.
2- Preparar el cuerpo para el esfuerzo con un adecuado calentamiento y estiramiento.
3- Evitar el exceso, no sobreentrenar, descansar dos días a la semana.
4- Usar calzado apropiado.
5- Respetar la técnica y correcta ejecución del ejercicio.
6- Hacer ejercicios con pesas para fortalecer los tejidos de soporte de las articulaciones
7- Tomar antioxidantes y glucosamina.
Ver comentarios