EE.UU. responderá por espionaje
AFP/La República
Enviar

Ha excedido claramente el límite de la lucha contra el terrorismo


EE.UU. responderá por espionaje 

El Departamento de Estado de EE.UU. aseguró ayer que el Gobierno estadounidense responderá a través de "canales diplomáticos" a las demandas de explicaciones de Brasil y México por las actividades de espionaje en sus países revelados recientemente.
En un comunicado, el Departamento de Estado aseguró que utilizará las vías diplomáticas que usan con "socios y aliados", pero no comentará detalles "sobre supuesta actividad de inteligencia", como la revelada por el excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden, acusado por EE.UU. de espionaje.
"Como parte de nuestra política hemos dejado claro que Estados Unidos recopila inteligencia extranjera del tipo que recopilan todas las naciones. Valoramos nuestra cooperación con todos los países en asuntos de interés mutuo", indicó en un comunicado remitido a Efe un funcionario del Departamento de Estado.
Brasil reaccionó el lunes con indignación frente a la denuncia de que EE.UU. espió los teléfonos y los correos electrónicos de la presidenta Dilma Rousseff y pidió una explicación "rápida" y "por escrito", pero no aclaró qué respuesta concreta dará a lo que calificó de "violación inaceptable de la soberanía".
Por su parte, el Gobierno de México informó el lunes que pidió a Estados Unidos una "investigación exhaustiva" sobre los reportes sobre un supuesto espionaje a ciudadanos mexicanos y que determine las responsabilidades correspondientes.
Los documentos que revelaron estas actividades fueron entregados por Snowden al periodista Glenn Greenwald, del diario británico The Guardian, que ha estado publicando información sobre el espionaje estadounidense en el extranjero.
En tanto, la visita de Estado que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, tiene previsto hacer a Washington el 23 de octubre próximo parece pender de un hilo, tras la denuncia de que sus comunicaciones fueron espiadas por agencias estadounidenses.
"Los próximos pasos decidirán si esa visita se mantiene o no", pero "hasta ahora no ha sido cancelada", dijo ayer una fuente oficial, que insistió en que la respuesta que Brasil dará a Estados Unidos por el espionaje a Rousseff dependerá de las "explicaciones" que ofrezca el Gobierno de Barack Obama.
La misma fuente explicó que la presidenta brasileña "pudiera" hablar con su homólogo estadounidense sobre ese asunto en la ciudad rusa de San Petersburgo, donde ambos coincidirán el jueves y viernes de esta semana en la Cumbre del G20.
Sin embargo, aclaró que "no está prevista una reunión con Obama" y que ni siquiera ha sido "pedida".
De todos modos, admitió que "pudiera ocurrir, como siempre pasa en las cumbres", aunque en este momento, con el grave escándalo del espionaje como telón de fondo, apuntó que "no será una coincidencia cómoda".
Los documentos que revelan la forma en que fueron o son espiados los teléfonos y los correos electrónicos de Rousseff, se divulgaron este domingo.

Brasilia/EFE

Ver comentarios