Enviar
EE.UU. presenta cargos contra detenidos en Guatánamo

Seis presos de la base enfrentan acusaciones de complot terrorista

Washington
EFE

El Pentágono presentó ayer los cargos más graves en relación a los atentados del 11-S contra seis detenidos en Guantánamo, entre ellos el presunto cerebro del complot terrorista, y pidió para ellos la pena de muerte.
La acusación se lleva a cabo siete años después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, Washington y Pensilvania, en los que murieron casi 3 mil personas.
La decisión fue anunciada en rueda de prensa por el asesor de Asuntos Legales del Departamento de Defensa, brigadier general Thomas Hartmann.
Esta es la primera vez que la junta militar de Guantánamo presenta cargos contra detenidos que son acusados de estar directamente involucrados en los atentados del 11-S y la primera ocasión en la que pide la pena de muerte.
Los fiscales militares presentaron cargos contra Khalid Shaikh Mohammed, considerado el cerebro de los atentados; Mohammed al-Qahtani, el hombre llamado el "secuestrador número veinte" que nunca llegó a participar físicamente en los ataques; y Ramzi bin al-Shibh, supuesto principal intermediario entre los secuestradores que derribaron los aviones y los jefes de Al Qaeda.
También formularon cargos contra Ali Abd al-Aziz Ali, conocido como Ammar al-Baluchi, un sobrino de Mohammed, identificado como su lugarteniente en las operaciones del 2001, así como contra Mustafa Ahmed al-Hawsawi y Walid bin Attash, quienes supuestamente habrían participado en distintas tareas, como el entrenamiento de los terroristas del 11-S.
Cada uno de los seis acusados afronta cargos por conspiración, asesinato, atentar contra ciudadanos y objetos civiles, destrucción de propiedades, terrorismo y apoyo material al mismo.
Cuatro de los imputados fueron acusados además de secuestro de aviones, según consta en la argumentación de la fiscalía que detalla 169 delitos de los seis detenidos y sus socios en el marco del 11-S.


Ver comentarios