EE.UU. e Irak no podrán incrementar producción de petróleo en 2016
Bajar la producción en los dos productores de mayor crecimiento indica que la saturación global, que ha deprimido los precios del petróleo hasta casi $40 el barril, quizá comience a disiparse el año próximo, según Barclays. Bloomberg/La República
Enviar

Para entender qué significará la caída del petróleo para los suministros globales de crudo el año próximo, basta con mirar a los dos países que en 2015 sumaron el mayor número de barriles al mercado mundial.

Los Estados Unidos e Irak, cuyo crudo extra este año equivale a un 80% del excedente global, no podrán aumentar la producción en 2016, según los pronosticadores más grandes del mundo.
Si bien la reducción estadounidense se debe principalmente a que los precios están demasiado bajos para impulsar nueva oferta, la capacidad del país de Oriente Medio para aumentar la producción también se está viendo afectada por una necesidad de financiar su batalla con el Estado Islámico.


Bajar la producción en los dos productores de mayor crecimiento indica que la saturación global, que ha deprimido los precios del petróleo hasta casi $40 el barril, quizá comience a disiparse el año próximo, según Barclays.
Esto podría comenzar a cumplir el plan de Arabia Saudita destinado a reequilibrar los mercados mundiales del crudo, pero las dificultades de Irak ponen en evidencia que los productores de la OPEP también están sufriendo mientras la estrategia surte efecto.
“Los Estados Unidos e Irak han sido los dos países que más contribuyeron al excedente petrolero global y cuando miramos hacia 2016, la producción enfrentará problemas en los dos”, dijo por correo electrónico Torbjoern Kjus, analista en DNB ASA en Oslo.
“Acelerar las tasas de disminución y una menor inversión traerán aparejada una caída de la producción estadounidense, mientras que es poco probable que Irak vea mucho más crecimiento en niveles más altos”.
 

 

 


Ver comentarios