Enviar
Ecuador tratará de embargar bienes de Chevron

Los demandantes de Ecuador que acaban de ganar el mayor fallo medioambiental de la historia contra Chevron, por unos $9.510 millones, intentarán embargar los bienes de la petrolera en terceros países, según dijeron ayer.
“Esto tiene que ser en el extranjero”, dijo a Efe Juan Pablo Sáenz, uno de los abogados de los demandantes, que son comunidades de la región de la Amazonía ecuatoriana donde operó entre 1964 y 1990 Texaco, una compañía posteriormente adquirida por Chevron.
Entre los países donde podrían iniciar las acciones legales están Venezuela, Brasil, Argentina, Tailandia y Nigeria, pues allí Chevron tiene operaciones importantes y sus Gobiernos han suscrito un tratado internacional para la ejecución de sentencias, que facilitaría el proceso.
“Vamos a usar todas las herramientas jurídicas pertinentes y existentes en el mundo entero para lograr ejecutar la sentencia en cualquier parte del mundo”, dijo en una rueda de prensa Pablo Fajardo, el abogado principal en Ecuador de los demandantes.
Los letrados aún estudian dónde será el mejor lugar para pedir a un juez que embargue plataformas, barcos y otros activos de la compañía para obligarla al pago de la sentencia emitida el martes por la corte ecuatoriana.
En todo caso, tendrán que esperar a que el fallo sea ratificado por un tribunal de apelación y por la Corte Nacional de Justicia en Ecuador, un proceso que según Sáenz debería tardar un año.
La multinacional carece de bienes en Ecuador y en Estados Unidos un juez emitió una orden temporal que impide a los demandantes tratar de cobrar compensaciones en ese país.
Además, la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya ha solicitado a Ecuador que impida que se haga cumplir el fallo, pero esa resolución no será un obstáculo para los demandantes, según Sáenz, pues si inician acciones en el extranjero, el Gobierno de Quito “poco tiene que decir al respecto”, señaló.
Por su parte, James Craig, portavoz de Chevron, insistió ayer a Efe en que el fallo de la corte ecuatoriana “es el producto de un fraude y contrario a las pruebas científicas legítimas”.
La empresa mantiene que la sentencia “no es aplicable en ninguna corte que se apegue al Estado de Derecho”.
Chevron presentará una apelación, pero también lo harán los demandantes.

Quito
EFE


Ver comentarios