"Economía solidaria genera empleo y bienestar"
“La economía social solidaria puede ser una solución a los problemas que atraviesa el país”, comentó Héctor Monge, presidente de la junta directiva del Banco Popular. Gerson Vargas/La República
Enviar

Entrevista a Héctor Monge, presidente de Banco Popular

"Economía solidaria genera empleo y bienestar"

Foro internacional analizará propuestas para crecimiento


201507122214400.11.png
La economía social solidaria puede ser una opción para permitirle al empleado convertirse en su propio patrono, generando riqueza y bienestar para su familia y la comunidad.
La necesidad de mejorar las capacidades para impulsar esta forma de producción con las mejores prácticas internacionales, es lo que motivó al Banco Popular a organizar un foro este jueves 16, en que se analizará los mecanismos para fortalecer a los grupos sociales como cooperativas, asociaciones y organizaciones comunales.


¿Por qué organiza el Banco Popular este foro?
Desde su creación, el Banco Popular tiene como función generar el bienestar de las personas trabajadoras del país, siendo un brazo financiero de las organizaciones sociales y comunidades para producir el bienestar.
¿Por qué es importante promover la economía social solidaria?
Puede ser una solución a los problemas que atraviesa el país, incluido la falta de empleo que nos genera un problema social complejo.
En este momento, muchas empresas tradicionales han llegado al tope de su capacidad para la generación de empleo, por lo que hay dos caminos, o traer más empresas, como han hecho los gobiernos de turno, o bien promover los emprendimientos, las asociaciones de desarrollo, y las fundaciones, porque de esta manera generamos empleo y distribuimos riqueza entre las personas que lo generan.

¿Cómo apoya el Banco Popular estas iniciativas?
Los emprendimientos pequeños tienen dificultades para sobrevivir, y por eso debemos ayudar a generar más posibilidades.
La institución ofrece una gama de servicios para los trabajadores, conforme con las posibilidades de cada quien.
Pero también se requiere capacitación, seguimiento y asesoría, y por eso hacemos alianzas con cooperativas o instituciones como el INA y ministerios.


¿Deben o no deben pagar impuestos estas iniciativas?
Como todo en la vida hay que buscar los equilibrios.
Los impuestos se invierten en gente que necesita que se le dé vivienda y ayuda para que sus niños coman o vayan a la escuela.
Ayudaríamos muchísimo si logramos que esa gente pueda generar y combatir sus propias necesidades.
La gente sin trabajo no puede pagar las cargas sociales, pero sí demanda los servicios de salud. Debemos lograr que generen su propio empleo, y cuando ya son microempresarios los podemos ayudar para que puedan pagar sus cargas sociales e incluso ahorrar para su pensión.
Por supuesto, si ya hablamos de organizaciones que crecen a tal punto de que no solo favorecen la economía social sino que también tienen capacidad de pagar los impuestos, pues que lo hagan.


Rodrigo Díaz
[email protected]

 


Ver comentarios