Economía centra campaña en Estados Unidos
Enviar
Economía centra campaña en Estados Unidos

Obama defiende sus credenciales en Florida y McCain en Pensilvania

Washington
EFE

Barack Obama, aspirante demócrata a la Casa Blanca, defendió ayer sus credenciales económicas en Florida, mientras que su rival republicano, John McCain, volvió a la carga con “Joe el Fontanero” en Pensilvania.
Obama, que llegó el lunes a Florida, pasó ayer el día otra vez en el estado, uno de los campos de batalla más reñidos de esta contienda electoral y donde ha comenzado ya la votación por adelantado.

Se prevé que alrededor de una tercera parte de los electores voten este año por anticipado, ya sea por correo o en persona, antes de la cita con las urnas del 4 de noviembre.
Y con Obama a la cabeza en una carrera que se espera se haga cada vez más competitiva, los demócratas no escatiman esfuerzos para movilizar lo antes posible a los votantes.
“Pueden empezar a votar, o sea que quiero que todo el mundo vaya a votar después de este mitin”, dijo el lunes Obama en Florida, un estado que votó por los republicanos en las dos últimas elecciones y donde los dos candidatos están este año empatados. El demócrata ha centrado sus mítines en Florida en la crisis económica del país, un tema sensible en el soleado estado sureño, donde el desempleo supera la media nacional y las tasas de ejecución hipotecarias figuran entre las peores del país.
“Nos reunimos en momentos de gran incertidumbre para Estados Unidos”, dijo ayer Obama, quien participó en una mesa redonda sobre la economía con varios gobernadores demócratas, miembros de la comunidad empresarial como el presidente de Google, Eric Schmidt, y ex altos funcionarios como el ex titular de la Reserva Federal (Fed) Paul Volcker.
El demócrata culpó nuevamente a las políticas fallidas del presidente George W. Bush y a las de su rival republicano de la actual crisis en el país y señaló que estos se preocupan más por Wall Street que por el ciudadano común.
El jefe de la Casa Blanca y el senador republicano “se mostraron dispuestos a hacer todo lo posible para hacer frente a la crisis en Wall Street, pero Bush fracasó a la hora de afrontar la crisis en la economía real y McCain no la ha reconocido plenamente”, destacó Obama.
Varios sondeos publicados en las últimas semanas muestran que la economía es la principal preocupación de los estadounidenses, que dicen confiar más en Obama que en McCain para lidiar con la peor crisis de los últimos 80 años en el país.
McCain negó ayer que la economía sea una batalla que los republicanos den por perdida, pese a que históricamente los votantes han castigado al candidato del partido en el poder, en este caso él, durante los periodos de aprietos económicos.
“Escúcheme bien. Soy el candidato y esta campaña es sobre la economía”, afirmó ayer el aspirante republicano en una entrevista con la cadena de televisión CBS.
El diario New York Daily News citó a principios de mes a un estratega de McCain, quien dijo al rotativo: “Si seguimos hablando sobre la crisis económica, vamos a perder”.
“Eso no es en absoluto cierto”, apuntó ayer McCain, quien añadió que su campaña está “centrada en la economía”.
El republicano hizo ayer campaña en Pensilvania, otro de los estados claves de la campaña que, a solo dos semanas de las elecciones, se inclina claramente por Obama.
Durante su paso por la zona, McCain aprovechó para sacar a colación a Joe Wurtzelbacher, alias “Joe el fontanero”, un ciudadano de a pie al que los republicanos tratan de poner de ejemplo de los, en su opinión, erráticos planes económicos del candidato demócrata.
Wurtzelbacher se acercó a Obama durante un mitin reciente en Ohio, en el que le dijo que pensaba comprar el negocio en el que trabaja y temía que el demócrata le subiera los impuestos.
Obama planea aumentar los impuestos a los que ganan más de $250.000, el cinco por ciento de la población, y bajárselos al resto.
Aun así, la campaña de McCain insiste en que Obama subiría los impuestos a la clase media y ayer no fue una excepción.
“El sueño de Joe es ser propietario de un pequeño negocio que cree empleos y los ataques contra él son ataques contra los pequeños negocios de todo el país”, aseveró McCain, quien insistió en que Obama “subirá los impuestos” a la gente como Joe.

Ver comentarios