Enviar
Ningún aspirante verdiblanco lograría el 40% de los votos válidos de persistir tendencia actual
Duro ascenso a la cima

Más cerca de cifra mágica precandidato Araya, mientras que Arias es el que más crece

Si la convención interna en Liberación Nacional fuera este fin de semana, los verdiblancos tendrían que ir a una segunda ronda para designar a su próximo candidato a la Presidencia de la República.
A siete meses de la convención interna del 21 de abril, ninguno de los aspirantes obtiene el 40% de apoyo necesario, para evitar un segundo duelo y con ello, el gasto millonario que implicaría para sus bolsillos.
Esa tendencia se viene reflejando desde hace meses en las encuestas y por el momento, parece difícil que cambie.
Hasta ahora, la cima parece muy lejana para cada uno de los participantes.
Pese a la intensa propaganda política de algunos de ellos, principalmente en televisión, no logran convencer a más simpatizantes y por el contrario, se reduce su apoyo popular o en el mejor de los casos, se encuentran estancados a mitad de la meta, de acuerdo con la última medición de CID Gallup para LA REPUBLICA.
Hasta ahora la carrera electoral ha sido liderada por el alcalde josefino Johnny Araya, quien obtiene el 32% de apoyo popular.
Es importante destacar que el verdiblanco no se dedica exclusivamente a su campaña; no obstante, disfruta de una envidiable exposición pública que no tiene ninguno de los otros aspirantes, debido a su condición de alcalde de San José.
En ese sentido, los otros contendientes le han pedido que se aleje de la Municipalidad de San José y atienda únicamente su campaña, pero este se ha negado hasta que no se lleven a cabo los Juegos Deportivos Centroamericanos de marzo de 2013.
Sin embargo, el avance que demuestra en la última encuesta se encuentra dentro de los límites del margen de error y más aún, si se le compara con la medición de enero, se aprecia un descenso del que no se ha podido recuperar.
Asimismo, la unión con el exaspirante Antonio Alvarez Desanti en una sola tendencia desde mediados de setiembre, no lo impulsó a la cima decididamente, por lo que aún le queda mucho trecho por recorrer.
Detrás del alcalde capitalino está Rodrigo Arias, exministro de la Presidencia con un 25% de respaldo, a pesar de que fue el primero en lanzarse a la arena política.
Durante meses Arias ha mantenido una millonaria pauta en los principales canales de televisión, logrando aumentar su caudal electoral.
Sin embargo, parece que se ha estancado en las últimas semanas, pues desde julio se mantiene prácticamente con el mismo apoyo.
Para el aspirante la cifra mágica parece lejana, pues prácticamente tendría que duplicar su respaldo.
La última estrategia para alcanzar la cima, consiste en incluir de lleno a su hermano y expresidente Oscar Arias en la caza de votos.
En los últimos dos puestos se encuentran José María Figueres (20%), que no ha confirmado sus intenciones, y Fernando Berrocal (1%), quien lanzó su campaña hace un mes con varios cortos atrevidos que no le dieron rédito, pues más bien retrocedió y todavía se encuentra dentro del margen de error.
Si esta tendencia continúa los aspirantes llegarán al mes de abril con muy pocas posibilidades de ganar en una primera ronda.
No obstante, una alianza política o el retiro de uno de los candidatos podrían cambiar el panorama.
Por ejemplo, circulan versiones de que Figueres y Berrocal podrían forma un movimiento conjunto y que incluso estos dos, podrían unirse a Araya, con el objetivo de evitar que el movimiento de Rodrigo Arias gane la contienda.
En ese sentido, tras 20 años fuera del partido Luis Alberto Monge, expresidente de la República, está promoviendo esos encuentros.
Pese a que la cima parece lejana para todos y las alianzas son una posibilidad, ninguno de los aspirantes se da por menos en este momento y confían en que durante los meses que quedan de campaña aumentarán sus números.
“Mi posición en primer lugar ha sido sostenida a pesar de que no he gastado ni un solo colón en publicidad, mientras que otros están invirtiendo como si estuviéramos a 15 días de las elecciones. Yo confío en que no habrá segunda ronda y que ganaré”, indica Araya.
Las reglas para elegir el candidato en el PLN establecen que el vencedor solo se proclamará cuando alguno de los aspirantes obtenga cuatro de cada diez votos válidos.
En caso de que ninguno llegue a esa cifra mágica, el partido deberá programar una segunda ronda entre los dos aspirantes más votados.
Hasta el momento la historia del PLN no registra un segundo duelo para designar a su candidato.
Sobre este tema Arias indicó que viene creciendo desde enero, cuando apenas recibía el respaldo de un 13% de los posibles votantes, por lo que descarta la posibilidad de una segunda ronda.
“Nuestra tendencia tiene una dinámica de crecimiento sostenida. Seguiré recorriendo el país y conversando con los liberacionistas, invitándolos a pensar en grande. Si seguimos por ese camino tenemos todo para ganar la confianza de más liberacionistas y con ello la convención y la elección nacional”, expresa Arias.
Por su parte, Berrocal indicó que todavía es muy temprano para medir el trabajo de su tendencia, pues apenas hace un mes que se lanzó al ruedo.
Asimismo, manifestó que su gestión deberá ser medida en enero del próximo año, cuando todo esté más claro.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios