Dulces de soya llegan a los supermercados
“Queremos dar alimentos de calidad y saludables pero a un precio asequible para el cliente final”, dijo Rodolfo Castillo, propietario de Ducomsa, pyme que importa dulces de la marca NutiLight y OlveBra. Esteban Monge/La República
Enviar

201605192025040.recuadro-2.gif
Si usted es intolerante a la lactosa o celiaco y se ha cuidado de comer dulces, ahora tiene la opción de adquirir leche condensada de soya o hasta crema de avellanas.
Estos productos son traídos desde Estados Unidos y Brasil por la pyme Ducomsa, fundada el año anterior por el empresario Rodolfo Castillo y su familia.
La crema de avellanas NutiLight, la leche condensada, dulce de leche y crema dulce a base de soya, así como las galletas cubiertas de chocolate sin lactosa, de la marca OlveBra, son algunos de los productos.
Están dirigidos a personas con alguna limitación alimentaria, intolerantes a la lactosa, diabéticos, celiacos o que simplemente buscan un estilo de alimentación más saludable.
El objetivo es que las personas puedan comer dulces sin pensar en la cantidad de azúcar o que tengan algún tipo de leche o gluten.
La empresa se encarga de la distribución de productos para mejorar las opciones de alimentos, la innovación de artículos de consumo masivo y nueva opción en postres.
“Buscamos ofrecer alternativas para una alimentación saludable, pero que las personas no tengan restricción de comer dulces en sus postres o repostería”, dijo Castillo.
Esta línea se puede conseguir en todos los Auto Mercado, Bio Salud, en el mercado orgánico Ditsú y en otros supermercados independientes.
Los precios de los productos son de ¢2 mil para presentaciones de 200 gramos a 330 gramos en los dulces, a base de soya no transgénica.
“Queremos dar productos de calidad y saludables pero a un precio asequible para el cliente final”, agregó Castillo.
La crema de avellanas y el chocolate oscuro endulzado con stevia, además cuentan con certificación kosher y tienen un 30% menos de calorías que los tradicionales.
Por su parte, los dulces de soya son sin lactosa, sin gluten, sin colesterol y libre de grasas trans.
Castillo y familia colocarán estos productos en otros puntos de venta del país, por lo que buscan nuevos lugares para realizarlo.
Una de sus principales apuestas es traer diferentes líneas de alimentos saludables y libres de gluten, de países que produzcan estos productos.

 


Ver comentarios