¡Duelo de gladiadores!
Un torpedo de Randall Azofeifa abrió la cuenta. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Dos grupos de gladiadores entraron a la arena, uno vestía túnicas rojiamarillas y su oponente que por lo general se engalana de rojo y negro, esta vez vistió de blanco. Solo uno podía salir con vida y el dueño de casa atendió los deseos de su público que exigía ver rodar cabezas y así lo hizo. Dos lanzas penetraron el pecho del León que al final quiso contraatacar con un gancho a las costillas, pero de igual manera cayó tendido ante los rugidos de los aficionados.
El choque entre Herediano y Alajuelense tuvo matices de duelo romano. Sangre, agresión, pero sobre todo entretenimiento de dos equipos que lo dieron todo y mostraron mucha dinámica, posesión de balón y explosividad por las bandas.
Solo cuatro minutos necesitaron los florenses para romper la armadura manuda. Randall Azofeifa cerca de la media luna convirtió de tiro libre con desvío incluido que Pemberton no pudo rebatir.
La jugada brutal llegó momentos más tarde. Osvaldo Rodríguez dejó sus tacos tatuados en la pierna de Condega y lo sacó del partido.
Los reclamos y faltas bajaron las revoluciones del partido y al 40’, Yendrick Ruiz puso a gritar al mar de camisas rojiamarillas. Un rechace de la defensa eriza quedó en la pierna derecha del delantero y la clavó en la esquina. Poste y adentro.
En la segunda etapa el timonel manudo no contó con el show de Leonel Moreira que salvó a su equipo para asegurar el gane de los suyos.
Meneses, quien terminó jugando gratis tras puñetear a Azofeifa, luego dio asistencia para que José Guillermo Ortiz desde el punto de penal tomara un centro y le dijera no a la pelota y sí a la portería.
Ganó Herediano que se afianzó como líder del Verano.

201604102206170.recnota2heredia.jpg



 



Ver comentarios