Dudas sobre el valor de Telxius de Telefónica antes de su venta
Stephane Richard, dueño de la compañía Orange, competidor contra Telxius. Bloomberg/La República
Enviar

Los inversores están preocupados por el valor de la división de infraestructuras de Telefónica, Telxius, antes de que se lleve a cabo una oferta pública de venta de acciones debido a las dudas sobre la forma de valuar los activos de cable submarino de la filial, según personas con conocimiento del tema.

Los posibles accionistas quieren fijarles a los activos de cable submarino de Telxius, que representan la mayor parte de la empresa, un precio que es la mitad del múltiplo que están dispuestos a abonar por las torres de telefonía móvil de la división, señalaron las personas, que pidieron que no se revelara su nombre porque la deliberaciones son privadas. Telefónica podría anunciar la banda de precios para Telxius ya esta semana, dijeron dos de las personas.
La preocupación de los inversores surge de la ausencia de compañías similares con las cuales comparar a Telxius, agregaron las personas. Cellnex Telecom y la italiana Infrastrutture Wireless Italiane, que salieron a bolsa el año pasado, son empresas solo de torres. Telxius también será una de las primeras pruebas importantes del interés por nuevas cotizaciones de acciones desde que la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea creó turbulencias en los mercados este verano boreal.


Telefónica anunció que planea sacar a bolsa las acciones de Telxius a fin de año en tanto la empresa telefónica española busca la manera de pagar deuda. Se espera que la compañía concite el interés de grandes fondos de infraestructura y podría valer unos $3.900 millones, dijeron las personas. Una parte significativa de las ganancias de la compañía probablemente se paguen como dividendos, señalaron.
El negocio submarino, que gestiona tráfico de telecomunicaciones entre países e incluye un cable submarino que conecta Estados Unidos con América Central y del Sur, representa alrededor del 60% de los ingresos y las utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización de Telxius, según las personas.
El hecho de que Telxius siga siendo propiedad de Telefónica también podría disuadir a competidores como Vodafone Group u Orange de arrendar las torres de Telxius, lo que afectaría el crecimiento de la empresa, dijeron las personas.
El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, cuenta con la venta de acciones de Telxius para reducir parte de la deuda financiera neta de la compañía, que ha aumentado unos 2 mil millones de euros desde el 31 de marzo a 52.600 millones de euros a fines de junio.


Ver comentarios