Dubái-Panamá sin escala iniciará en marzo
Enviar

El vuelo más largo del mundo está de vuelta, lo cual es bueno para Copa Airlines, que proporcionará las conexiones en la región, y bueno para la propia región —incluso Costa Rica— porque puede llevar a un aumento en el número de visitantes, especialmente hombres y mujeres de negocios.
Incluso puede ser bueno para Emirates, que a partir del 31 de marzo iniciará el vuelo de 17,5 horas entre Panamá y Dubái, después de una suspensión el mes pasado del propuesto enlace, que se suponía iba a comenzar a principios de este mes.
El retraso ha permitido a Emirates y Copa Airlines completar sus arreglos iniciales de código compartido, mediante los cuales los pasajeros pueden seguir a cuatro destinos de Colombia —Barranquilla, Bogotá, Cali y Medellín— en los vuelos de Emirates operados por Copa.
Las dudas sobre la viabilidad del enlace Dubái-Panamá han persistido en la industria aérea desde que fue anunciado el año pasado, ya que los europeos y los asiáticos orientales tienen varias opciones, que implican tiempos de viaje más cortos.
Mientras tanto, la gente que vive en las zonas cercanas a los Emiratos Árabes Unidos —África, Oriente Medio, India y Asia Central— tienen pocos lazos comerciales con América Central.
Por otro lado, la relación con Copa podría convertirse en un eslabón estratégico importante, dado que Dubái es el aeropuerto más transitado del mundo para las conexiones internacionales, mientras que Tocumen Internacional, de Panamá, tiene más vuelos a los destinos en Norteamérica, Suramérica, América Central y el Caribe, que cualquier otro aeropuerto.
Emirates Group, el holding que opera la aerolínea, en 2015 obtuvo ganancias equivalentes a $1,5 mil millones, de los ingresos de más de $26 mil millones.

 

Ver comentarios