Enviar

¡Dramática remontada!

Halcones Marinos de nuevo al Super Bowl al ganar a Empacadores

201501182239010.a3.jpg
Russell Wilson, mariscal de campo de los Halcones Marinos, es objeto de bloqueo por parte de Clay Matthews de los Empacadores. Otto Greule/AFP-La República
Sin duda que fue la remontada más dramática que se ha visto en una final de conferencia en la NFL, principalmente por el golpe de suerte que tuvieron los Halcones Marinos en los últimos tres minutos del partido.
Así que un juego que parecía era de los visitantes Empacadores, terminó siendo para los de Seattle en tiempo extra, cuando Russell Wilson conectó un pase de touchdown de 35 yardas con Jermaine Kearse para llevar a los Halcones Marinos a una asombrosa victoria 28-22 en la final de la Conferencia Nacional, que los lleva a la fiesta del Súper Tazón.
Los de Seattle se convirtieron en el primer campeón vigente de la NFL que repite en el Super Bowl después de 10 años, y jugarán el domingo 1° de febrero en el estadio de la Universidad de Phoenix en Arizona, contra el ganador de la Conferencia Americana, ya sea los Potros de Indianápolis o Nueva Inglaterra.
Al cierre de edición y por terminar el segundo cuarto, ganaban los Pats 37-7.
Neutralizados durante casi todo el partido el domingo, con cinco pérdidas de balón, los Halcones Marinos perdían 16-7 con 2:09 por jugar y todo parecía decidido en favor de los de Green Bay, incluso se podría decir que los actuales monarcas ya se habían rendido.
Pero Wilson acercó a Seattle con un touchdown tras una carrera de una yarda, manteniendo un hilo de esperanza, lo que puso el partido 19-14.
Seattle recuperó el balón con una patada lateral en la yarda 50, luego de que los Empacadores hicieron malabares para quedarse con el ovoide, pero el balón resultó recuperado para los de casa, que empezaron así una remontada histórica.
Con un acarreo de 24 yardas, Marshawn Lynch, uno de los mejores corredores de la NFL, anotó un touchdown, y acto seguido, y con un envío a la desesperada de Wilson, Luke Wilson atrapó el balón para concretar la conversión de dos puntos y tener una ventaja de 22-19.
Ahí es cuando la élite y la excelencia de Aaron Rodgers empezó, él no bajó los brazos y condujo la ofensiva de los Empacadores para que Mason Crosby pateara su quinto gol del partido, desde 48 yardas, con 14 segundos por jugar y empatara un duelo que era de locura.
201501182239010.a33.jpg
El turno siguiente correspondió a Wilson y Kearse, sentenciando el partido cuando habían transcurrido 3:19 minutos del tiempo extra.
Esos últimos minutos fueron llenos de todo tipo de suerte para los de casa, como que el dios del Football Americano les sonrió, todo lo malo que habían hecho en los anteriores 58 minutos se reversó, incluso ganando la moneda en el tiempo extra para nunca más devolverle el balón al gran Aaron Rodgers que será, sin duda alguna, nombrado jugador más valioso de esta temporada.
La próxima semana tendremos el Pro Bowl, el que podría llamarse el juego de las estrellas, donde no se enfrentan por conferencias, sino como el año pasado, se hace una selección estilo draft para armar las escuadras.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR

Ver comentarios