Enviar
Dopaje rompió la calma
Franck Schleck, líder de RadioShack, dio positivo por diurético y se fue del Tour

La tranquilidad con la que transcurría el segundo día de descanso para atletas y organizadores del Tour de Francia antes de enfrentarse desde hoy a los Pirineos, se vio interrumpida por el sorpresivo anuncio de que el ciclista luxemburgués, Franck Schleck, dio positivo en un control antidopaje, informó ayer la Unión Ciclista Internacional (UCI).
Al corredor de RadioShack se le detectó un diurético llamado xipamide, que si bien es cierto no mejora su condición física está penado por la UCI, porque puede servir como complemento de transfusiones sanguíneas.
El control se realizó el sábado anterior, cuando el Tour acabó su etapa en Cap d’Agde y el análisis fue efectuado en el laboratorio parisiense de Chantenay-Malabry.
Aunque la sustancia no se encuentra dentro de aquellas que acarrean un retiro y sanción inmediata del competidor, un vocero de RadioShack indicó que Schleck no estará hoy en Pau para iniciar la etapa 16, por lo que se retira del giro para realizar su proceso de defensa.
Franck llegó a la Grande Boucle como líder de su escuadra una vez que su hermano Andy quedará fuera del evento, pero ha visto de lejos el protagonismo pues apenas transitaba por la duodécima posición a más de nueve minutos del líder, el inglés Bradley Wiggins.
Era la sétima ocasión que el mayor de los hermanos Schleck disputaba la prueba suprema del ciclismo mundial, en 2011 ocupó la tercera posición por detrás de Cadel Evans y su hermano Andy. Su nombre en esta lista es un duro golpe para la credibilidad de una competencia que cada vez se mira con más recelo.
Junto con el oriundo de Luxemburgo, el local Remy di Gregorio, son los caídos por dopaje en la competición gala en esta edición. Di Gregorio, del equipo Cofidis, fue señalado tras una exhaustiva investigación que determinó su culpabilidad, un día después de la primer jornada de descanso.

Consulta: EFE.
Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios