Dólar incierto, deudas que crecen...
Shutterstock/La República
Enviar

RESUMEN EJECUTIVO


El Banco Central anunció su intervención en el mercado cambiario y el precio bajó. El organismo considera que el billete verde, que hace dos días rompió la barrera de los ¢600, escapó de su tendencia.
Entre tanto, el valor de los créditos en dólares aumentó ¢430 mil millones y los deudores cargan un peso adicional a sus espaldas.
La afectación es general ya que la economía está altamente dolarizada. En 2014 se dio una situación similar y el dólar se acomodó entre el precio desde el que escaló y el máximo que alcanzó.
La situación es de incertidumbre, pero la intervención del Banco Central pone paños fríos.

 

El Banco Central anunció una intervención activa a partir de ayer en el mercado cambiario y el dólar, que había despertado de su letargo hasta romper la barrera de los ¢600 en varios bancos, cedió hasta posicionarse en ¢595 promedio.

La situación ha sacudido los cimientos de una economía altamente dolarizada y el pronóstico es reservado.

Quienes tienen créditos en moneda estadounidense sienten el suelo temblar bajo el piso de sus nuevas casas y de sus carros del año.

Y no es para menos. Con la escapada del billete, los créditos en moneda extranjera valen ¢430 mil millones más que hace un mes.

Sí, leyó bien. En menos de un mes el valor en colones de los créditos en moneda extranjera se disparó.

La afectación es general, viviendas, carros, seguros, viajes y servicios están valuados en la moneda norteamericana.

Incluso, los productos importados que figuran en las góndolas de los grandes supermercados, así como un buen número de insumos industriales.

Mientras los consumidores se preguntan hasta dónde escalará, quienes venden sus productos en dólares también deben sacar cuentas y reorganizar sus planes para el resto del año, con la mira en seguir haciendo atractivos sus productos.

Sin embargo, la decisión del Banco Central de frenar la escalada parece sólida. Ayer por la mañana la entidad anunció que se calzará las botas y saldrá a la caza de la moneda estadounidense mediante una modalidad de intervención hasta ahora no utilizada y para la que cuenta con $1.000 millones disponibles.

Además, de agotarse ese dinero, la entidad podría pedir una cifra similar disponible para actuar en el corto plazo que saldría del Fondo Latinoamericano de Reservas.

Con el anuncio de la intervención, el precio de la divisa bajó, en promedio, ¢4 en la ventanilla de los bancos y ¢7,4 en el mercado mayorista Monex.

El anunció por sí solo generó la caída del precio por cuanto el organismo solo intervino con $1 millón, mientras que en los nueve días anteriores la intervención superó los $170 millones.

El Central tiene claro que la escalada de los últimos días no responde a una situación “natural” y que el billete se habría escapado de su tendencia, según dejó entrever durante la conferencia de ayer.

La situación recuerda lo sucedido en marzo de 2014, cuando el dólar, que reposaba tranquilo en ¢530, se disparó hasta alcanzar los ¢572.

En ese momento el Banco Central decidió intervenir activamente y el billete se reacomodó alrededor de los ¢550.

Se trata entonces de saber si el escenario es similar al de 2014 y el billete verde se reacomodará en una cifra entre ¢570 y ¢600 o si el mercado sigue pujando al alza.

Por lo pronto la incertidumbre es grande y nadie se atreve a hacer pronósticos a pesar de la intervención.

“Es imposible predecir el nivel del tipo de cambio en una fecha futura, así como determinar la dirección y la fuerza de los diferentes participantes en el mercado”, dijo Annabelle Ortega, directora ejecutiva de la Cámara de Bancos.

La incertidumbre también es consecuencia de la situación financiera del país.

El alto déficit fiscal, el aumento en el precio de los “commodities” y del combustible y, sobre todo, la falta de ingreso de dólares frescos a la economía mantienen en vilo a los analistas sobre el futuro de la economía.

Es posible que ante el panorama de escasa, el Central busque suplir la falta con sus reservas durante el año a la espera de que la situación externa comience a mejorar.

La disponibilidad de $2 mil millones para intervenir y las claras intenciones de utilizarlos envían una señal al mercado de que no se dejará al dólar seguir escalando fuera de su tendencia natural.

La aparición del Central tomando las riendas del mercado cambiario no es el final de la noticia, sino el comienzo de una puja, en la que se debe estar atentos a lo que irá sucediendo en los próximos días.

Para quienes se encuentran en una situación crediticia delicada, la recomendación desde el sector bancario es acercarse a su entidad financiera para ver qué opciones tiene.

“La principal recomendación es que el deudor en dólares se acerque a la institución bancaria o financiera donde tiene su crédito, pregunte su situación y pida consejo y asesoría, para que reciba la mejor orientación que lo beneficie”, afirmó Ortega.

 

 
Ver comentarios