Tomas Nassar

Tomas Nassar

Enviar
Jueves 1 Diciembre, 2011


Vericuetos
¡Doctor, yo también pagué su U!

No parece que sea necesario utilizar este periódico para comentar las razones por las que la huelga de médicos, declarada ilegal, es también moralmente inadmisible.
Prescindiendo también de recordar la solemnidad, los alcances y la grandeza del Juramento Hipocrático, solo quisiera hoy recordar a los señores médicos que ellos tienen un puesto de trabajo porque son profesionales, privilegio que les concedió la oportunidad de obtener una educación en instituciones financiadas por el dinero de los contribuyentes que defendieron su derecho a estudiar y a quienes ahora ellos niegan el derecho a la salud. Porque gracias a que se formaron gratis o en universidades privadas que existen porque el sistema lo permite, pudieron graduarse de médicos e ingresar a servir a los hospitales de la CCSS, institución que les concedió el beneficio de una especialización, que también, sin ninguna duda, fue pagada por nosotros, por todos los que hoy desdeñan y hacen víctimas de su desinterés e intransigencia.
Doctor, yo también pagué mi parte para que usted pudiera estudiar.