Enviar
Disturbios estallan en Nicaragua
Seguidores de Ortega protagonizan disturbios para evitar anulación de decreto

Simpatizantes sandinistas protagonizaron ayer disturbios en Managua en un intento por impedir a un grupo de diputados opositores celebrar una sesión para anular un controvertido decreto aprobado por el presidente, Daniel Ortega.
Tras impedir a los diputados opositores entrar en la Asamblea Nacional, grupos de seguidores de Ortega lanzaron bombas artesanales contra el hotel al que se trasladaron los legisladores para celebrar su sesión plenaria, en ausencia de los parlamentarios sandinistas.
En esa reunión, los legisladores de oposición acordaron iniciar el proceso para anular un decreto presidencial, aprobado en enero, que prorroga el mandato de varios cargos de diferentes poderes del Estado, pese a que esa competencia corresponde al Parlamento.
La directiva parlamentaria, integrada por siete miembros y con la ausencia de los legisladores sandinistas, envió la iniciativa a la Comisión de Justicia, confirmó a Efe el presidente de esa instancia, el liberal José Pallais, quien adelantó que convocará a sus doce integrantes para discutir el asunto hoy, miércoles.
“La meta que tengo es que esa iniciativa se discuta ante el pleno cuanto antes”, indicó Pallais, quien denunció haber sido agredido, junto a sus colegas liberales Óscar Moncada y Ulises Alfaro, por simpatizantes sandinistas que los atacaron con piedras y adoquines a la salida del hotel.
Por su parte, el presidente del Parlamento, el sandinista René Núñez, dijo a los periodistas que el pleno celebrado en el hotel en medio del asedio de los simpatizantes de Ortega, “no tiene validez” porque la directiva del Legislativo no se puede “autoconvocar” en otro lugar, y que esa competencia le corresponde a él.
Los sindicatos sandinistas convocaron ayer a una marcha a la sede del Legislativo para demandar a los diputados opositores que desistan del proyecto de dejar sin efecto el decreto presidencial.
Los seguidores oficialistas, incluidos trabajadores del Poder Judicial encapuchados, también demandaron ante el hotel, donde se desplegó la fuerza antidisturbios para impedir que irrumpieran en su interior, que la oposición acepte un fallo de la Sala Constitucional de la Corte Suprema que el viernes pasado declaró legal el decreto.
La manifestación fue encabezada por los magistrados sandinistas Rafael Solís y Armengol Cuadra, cuyo período en esos puestos venció el 11 de abril pasado y que firmaron el fallo de la Corte Suprema en una reunión celebrada en ausencia de los magistrados liberales, que representan la mitad de los titulares de la Sala Constitucional.

Managua /EFE
Ver comentarios