Distanciamiento de 48 años con Cuba llegó a su fin
Enviar
Oscar Arias restableció lazos diplomáticos con la isla caribeña, tras el rompimiento de 1961
Distanciamiento de 48 años con Cuba llegó a su fin

• Expertos consideran decisión como acertada y que beneficiará a ambos países en lo político y comercial

Carlos J. Mora
[email protected]

El distanciamiento diplomático que mantuvieron Costa Rica y Cuba desde 1961, durante el momento más sensible de la Guerra Fría, llegó ayer a su fin.
Después de 48 años, ambas naciones restablecieron las relaciones diplomáticas que se rompieron el 10 de setiembre de 1961 por decisión del ex presidente Mario Echandi. El presidente de la República, Oscar Arias, firmó ayer el decreto que normalizó las relaciones con el Gobierno de la isla caribeña.

Hasta ahora solo existían relaciones consulares entre ambos países, debido a las diferencias causadas por la lucha entre ideologías de izquierda y derecha alrededor del mundo durante la década de 1960.
La decisión diplomática se dio tan solo unas horas después de que Mauricio Funes, presidente electo de El Salvador anunciara que una vez que llegue al poder también normalizará los vínculos diplomáticos con Cuba.
“Es una decisión soberana. La diplomacia costarricense no puede medirse por los países que excluye, por los gobiernos que desconoce, ni por los pueblos que ignora. La nuestra debe ser una diplomacia capaz de abrir caminos y tender puentes, capaz de buscar acercamientos y predicar con el ejemplo”, aseguró el presidente Arias durante el anuncio.
A pesar de la insistencia de la prensa, el mandatario no precisó cuáles fueron los motivos por los que se tomó la decisión en este momento, ya que el viraje diplomático contrasta con las severas y polémicas críticas que Arias lanzó al régimen de Fidel Castro a inicios de su segundo mandato. Incluso Arias ahora aboga por que el Gobierno de Estados Unidos suavice su política exterior hacia la isla.
“Ya terminó la Guerra Fría y sigo pensando que tarde o temprano el presidente Barack Obama tendrá que iniciar un diálogo con el régimen cubano”, añadió el gobernante.
El restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba favorecería a ambos países en materia de diálogo político, cooperación e intercambio comercial, de acuerdo con expertos en materia internacional.
“Es una decisión acertada y que se veía venir cuando Costa Rica dio su voto favorable a Cuba para su incorporación a la Cumbre de Río. Es una decisión que favorece a Cuba en momentos de una transición a un nuevo sistema y a Costa Rica a consolidar su imagen como nación abierta que promueve el diálogo político, aunado a las ventajas económicas y de cooperación que esto traerá”, afirmó Nuria Marín, analista internacional.
En ese mismo sentido coincidió Francisco Barahona, también experto en política exterior, para quien “el Gobierno se vio presionado a tomar la decisión tras el anuncio hecho por el presidente electo en El Salvador”.


Ver comentarios