Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Disqueras lanzan nuevo formato para música

| Miércoles 24 septiembre, 2008



Disqueras lanzan nuevo formato para música


San Francisco -- El fabricante de productos de memoria flash SanDisk junto a las discográficas Sony BMG, EMI, Universal y Warner Music Group lanzaron ayer un nuevo formato para escuchar y reproducir música en tarjetas de memoria.
SlotMusic, que se presentó ayer pero no llegará a las tiendas hasta mediados de octubre, es una tarjeta de memoria que se podrá insertar en teléfonos móviles, ordenadores personales y algunos reproductores de mp3 y que tendrá capacidad para almacenar un álbum.
Las canciones se venderán en formato mp3 sin restricciones de copia. Cada tarjeta costará unos $15 en Estados Unidos e inicialmente se distribuirán en comercios como las cadenas Wal-Mart y Best Buy.
Daniel Schreiber, responsable de la división de audio y vídeo de SanDisk, dijo que confía en el éxito de la idea porque, a diferencia de lo que ocurrió con el lanzamiento del disco compacto o el DVD, este formato no obliga a los consumidores a adquirir un nuevo aparato.
“Especialmente en el clima económico actual, la idea de usar un aparato electrónico que ya tienes para disfrutar de la música en lugar de tener que comprar un reproductor especial es muy atractiva”, dijo Schreiber a la prensa.
Las discográficas, que han definido el lanzamiento como “un experimento”, pondrán en principio a disposición de este nuevo formato 29 álbumes de artistas como Rihanna, Chris Brown, Leona Lewis o Elvis Presley.
Las compañías señalaron que el formato estará también disponible en Europa en el futuro, aunque no dijeron cuándo.
La aparición de música en tarjeta de memoria será un nuevo competidor para el disco compacto, cuyas ventas se han reducido en los últimos años ante el auge de reproductores de mp3 como el iPod de Apple.
A comienzos de este año, la tienda online de Apple, donde los usuarios adquieren canciones para escuchar en el iPod o en su ordenador, se convirtió en el mayor distribuidor de música del mundo superando a la cadena de tiendas Wal-Mart, que vende discos compactos.