Enviar
Renuncia de Ministra de Ciencia y Tecnología evidencia indefinición en desarrollo del sector
Disputa agrieta lucha contra brecha digital
Faltan recursos, persiste indefinición sobre quién debe dirigir el área y existe presión sobre cómo manejar dinero proveniente de la apertura celular


Platas que no se sabe en qué se invertirán, ministros que no fungen como tales, jerarquías que aún no son trasladadas… poco a poco el desorden ha comenzado a agrietar al sector de telecomunicaciones.
La salida de Clotilde Fonseca del Ministerio de Ciencia y Tecnología (Micit) la semana anterior, puso en evidencia las debilidades que enfrenta el área en el país, y que hasta ahora no han sido resueltas por la administración Chinchilla.
El “serio” faltante de recursos en el Ministerio en el cual opera, fue la razón que dio Fonseca para dejar el cargo, pues le “resultaba imposible continuar y desarrollar así un programa nacional de tecnología”.
Poco antes de su salida se dio a conocer el conflicto que existe entre empresarios del ramo para determinar en qué se invertirán los $170 millones provenientes de la apertura. Por un lado hay quienes opinan que se deben utilizar en crear infraestructura para mejorar la red, pero otros apoyan la idea de fortalecer programas educativos.
Esto es algo que debe decidir precisamente el gobierno, pero hasta la fecha no lo ha hecho.
Para ello primero es necesario que se tome una decisión sobre quién debe manejar la rectoría del sector de telecomunicaciones, actualmente en poder del Ministerio de Ambiente y Energía.
Este viernes la gobernante Laura Chinchilla reiteró que el proyecto de traslado de la rectoría será apoyado por Cruz; no obstante, la iniciativa hace fila en el Congreso desde agosto pasado, y hasta la fecha no ha sido impulsada seriamente por la administración ni por los legisladores de ninguna bancada.
Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios