Enviar
Disney moderniza los clásicos de princesas con “Tangled”

Armada con su larga y portentosa melena rubia y una sartén, Rapunzel ha desterrado en “Tangled” la imagen típica de princesa de cuento frágil en una arriesgada apuesta de Disney por modernizar sus clásicos.
La película número 50 de los estudios del ratón Mickey combina las técnicas más actuales de animación con una historia dramática contada con sentido del humor donde no faltan la música, los castillos, las brujas ni los encantamientos.
“Tangled” supone un cambio drástico con respecto a “The Princess and the Frog” (2009), de factura más tradicional, y presenta a una protagonista decidida a vencer sus miedos y hacer realidad su sueño con un carácter que recuerda más a Hannah Montana que a Blancanieves.
“No se parece a nada que hayamos hecho antes”, comentó John Lasseter, director creativo de los estudios Disney y Pixar.
El filme cuenta cómo Rapunzel se las ingenia para salir de la torre en la que vive con su madrastra y con la ayuda de un apuesto ladrón se va a descubrir qué son unas extrañas luces que aparecen cada año en el cielo coincidiendo con el día de su cumpleaños.
Un viaje de aventuras plagado de acción en el que juegan un papel clave los más de 21 metros de pelo mágico y multiusos de la princesa, cuya creación fue la tarea más compleja a la que tuvo que hacer frente el equipo de animación de Disney.
“Teníamos un departamento específico para eso”, comentó el español Jesús Canal, responsable de supervisar el proceso de desarrollo de los personajes.
“Dibujar el pelo a mano y darle volumen, movilidad, habría sido imposible. Ella lo usa para todo, como látigo, para abrir puertas, para luchar y no quisimos ponerles a los directores ningún límite”, indicó este animador de “Chicken Little” y “Bolt”.
“Tangled” (“Enredados”, en español) se estrena en 3D en los cines de Estados Unidos hoy, justo en la víspera de largo puente de Acción de Gracias y es una de las películas favoritas para lograr una nominación de cara a la próxima gala de los Oscar que tendrá lugar el 27 de febrero en Los Angeles.

Los Angeles / EFE
Ver comentarios