Disfrute las vacaciones en un destino autóctono
Cortesía/La República
Enviar

201606240922280.p14-vacaciones-rec.jpg
Disfrutar de gastronomía autóctona, así como las bellezas naturales de Costa Rica es la propuesta del hotel Si Como No, ubicado en Manuel Antonio.
El proyecto se desarrolló como un pequeño proyecto turístico de seis habitaciones, sin embargo actualmente se ha consolidado como un resort cinco estrellas con 55 habitaciones y con una filosofía amigable con el medio ambiente.
Debido a su inclinación hacia lo sostenible en su proceso de construcción solamente se tuvo que cortar un árbol, por ello el complejo está rodeado de bosque, que se complementa con la paradisiaca playa.
El hotel cuenta con Refugio de Vida Silvestre, el que se puede explorar a través de sus senderos, donde se pueden observar flora y fauna de la zona, así como un estanque con cocodrilos y caimanes, que llegaron ahí gracias a un proyecto en conjunto con el MINAE.
Se pueden realizar caminatas nocturnas, con un guía.
Dentro de sus instalaciones cuenta con un cine, esto debido a la pasión de su propietario por el sétimo arte, ya que antes de llegar a Costa Rica para trabajar en la industria turística, estuvo vinculado a la producción cinematográfica de Estados Unidos.
La oferta gastronómica es variada, el restaurante Claro Que Si Seafood Grill & Wine Bar ofrece una rica propuesta de mariscos frescos y cocteles especiales.
El Rico Tico Jungle Grill ofrece un ambiente más casual, mientras Boca Bar Mogotes está ubicado en la piscina para complacer con refrescantes opciones.
Sin embargo, desde hace poco sobresale la propuesta de productos locales que los chefs transforman en recetas innovadores, usted podrá probar un fetuccini de palmito o un risotto de yuca, por ejemplo.
El hotel se complementa con Santa Juana Lodge, un proyecto dirigido al turismo rural, creado por Greentique Hotels para mitigar la huella de carbono de sus demás hoteles, entre ellos Si Como No.
Este pequeño lodge alberga seis habitaciones que se encuentran en 600 hectáreas de bosque lluvioso.
Está a una hora de Quepos, y como dato interesante, los mismos habitantes de la Villa son quienes trabajan en cada una de las áreas, desde los restaurantes hasta los tours que se ofrecen, entre ellos cabalgatas.
Santa Juana Lodge cuenta con un trapiche, pesca de tilapia, estación de yoga y caminatas para la observación de aves, entre otros atractivos.
La conservación de agua y el uso adecuado de sus recursos forman parte de su forma de operar.
Precisamente, por cada cliente que se hospeda se siembra un árbol.



Ver comentarios