Diseño local con alma nocturna
La tienda busca ser un punto de encuentro entre diversos proyectos emergentes, comentó Diego Fournier, uno de sus propietarios. Gerson Vargas / La República
Enviar

NUEVAS IDEAS

Diseño local con alma nocturna

La tienda El Cuarto, que solo abre en las noches, ofrece productos creados por talento tico

El diseño nacional tiene un nuevo espacio, se trata de la tienda El Cuarto, un concepto que se distingue de otros locales porque solo abre en las noches.

201408102303020.m22.jpg
Se trata de un espacio donde se prioriza el talento local, además de incluir dentro de sus paredes proyectos que tienen relación con procesos artesanales, encuadernación hecha a mano, juguetes intervenidos, arte, muñecos de papel, ilustración, fanzines, ropa y hasta salsas de chile, entre otras cosas.
La tienda busca ser un punto de encuentro entre diversos proyectos emergentes, ser gestores, para buscar la colaboración y generar proyectos nuevos.
“Ejemplo de eso es el fanzine El Cuarto, la idea es emitirlo mensualmente, en este se invita a colaborar a varios de los proyectos involucrados en la tienda, para generar material en conjunto. También se maneja un perfil de mercado solidario donde tanto los diseñadores como el consumidor se ven beneficiados”, comentó Diego Fournier, uno de los propietarios.
El horario nocturno fue una idea para diferenciarse de otros comercios, que por lo general cierran a la hora en que El Cuarto está en su máximo apogeo.
La tienda está ubicada dentro del bar El Sótano, en barrio Amón, y comienza a operar desde las 7 p.m., hasta las 12 m.n., por estar en el mes de apertura abren de lunes a sábado.
Entre los productos que se pueden encontrar en el nuevo espacio están dibujos originales, grabados, ilustraciones, stickers, postales, tasas impresas y dibujadas a mano, ropa para hombre y para mujer, entre otros.
“Al inicio cuando el proyecto estaba construyéndose invitamos a los colaboradores. Gabriel y yo (Diego) estudiamos artes visuales desde hace muchos años y conocíamos muchos proyectos que consideramos necesitan una vitrina accesible para impulsar el diseño local. Ahora que abrimos y se ha ido ‘regando la bola’ varias personas se nos han acercado para ofrecernos sus productos y posicionarlos en la tienda”, comentó Fournier.
La idea es que los productos roten cada tres meses, para permitir que otros lleguen y ampliar así las propuestas a sus clientes.

Melissa González
[email protected]
@mgonzalezLR



Ver comentarios