Enviar
En votación por nuevo presidente de Congreso, los cinco partidos de oposición advierten a sus legisladores
Diputados “traidores” serán expulsados
Poder Ejecutivo intensifica negociaciones con opositores
Sin importar la fracción a la que pertenezcan, los diputados de oposición que traicionen el acuerdo para ganar la Presidencia del Congreso, serán expulsados irremediablemente de su bancada y de su partido.
Con esta medida, las cinco fracciones que integran el bloque opositor pretenden evitar que “se den sorpresas” este domingo, cuando se designe a los nuevos integrantes del directorio legislativo.
El Partido Acción Ciudadana (PAC), el Movimiento Libertario, la Unidad Social Cristiana, el Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) y el Frente Amplio, así lo han acordado, ya que cuentan con los 29 votos necesarios para desplazar de todos los puestos del directorio a la bancada oficialista de Liberación Nacional.
“Si alguien del PAC vota en contra de nuestro candidato será alta traición a la bancada y a nuestro partido, y desde mi punto de vista, debe ser expulsado”, expresó Elizabeth Fonseca, presidenta del PAC.
Para el puesto de Presidente, el bloque no oficialista presentará como candidato a Juan Carlos Mendoza, actual jefe de fracción del PAC, mientras que la Vicepresidencia la ocuparía Patricia Pérez, del Movimiento Libertario, y la secretaría quedaría a cargo de Rodolfo Sotomayor o Walter Céspedes, de la Unidad Social Cristiana.
El puesto de jerarca del Congreso es de vital importancia, pues a él le corresponde dictar resoluciones, determinar el uso de la palabra en el Plenario y repartir los diputados en los diversos foros legislativos. Asimismo, puede acelerar o frenar el avance de los proyectos.
Tradicionalmente, el partido que está en el gobierno hace todo lo posible por ganar la elección de dichos puestos, ya que lidiar con un directorio de oposición, complica la tramitación de leyes vitales para el Ejecutivo.
Pese a que las fracciones que conforman el bloque opositor concuerdan en que la expulsión es la mejor sanción, ayer, a pocos días de la elección del 1º de mayo, aún no habían definido un mecanismo de control cruzado para identificar a los diputados que eventualmente violenten el pacto.
Esto, porque la votación para elegir a los integrantes del directorio es secreta, de acuerdo con el reglamento legislativo.
“Todavía no sabemos de qué forma evitaremos las traiciones, ya que hay un conflicto entre lo que es el voto secreto y la necesidad de fiscalizarlo. Yo voy a proponer que los diputados nos sentemos alternativamente y no en bloque por fracción y de esta forma, los compañeros de otras bancadas podrán revisar el voto de otras fracciones”, expresó Víctor Emilio Granados, jefe de fracción del PASE.
Mientras tanto, el Poder Ejecutivo ha intensificado los contactos con diputados de oposición de todas las fracciones, con el objeto de romper el bloque y conseguir los tres votos que necesita Luis Gerardo Villanueva, para reelegirse en el puesto de presidente.
Por esta razón, en corrillos legislativos se rumora que varios diputados del bloque habrían negociado con el Gobierno su voto, a cambio del impulso de varios proyectos para sus comunidades, entre ellos algunos de la Unidad Social Cristiana y del Movimiento Libertario.
“Desmiento categóricamente cualquier versión que diga que estamos separados en este tema, esta ha sido la fracción más monolítica y lo seguirá siendo, porque nuestra bancada siempre toma acuerdos firmes, tanto en el pasado como ahora. Me parece que esos rumores son lanzados por el oficialismo y tienen como objetivo desequilibrar lo bien que va marchando la alianza”, concluyó Danilo Cubero, del Movimiento Libertario.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios