Enviar
La reforma a Ley de Tránsito establece que los legisladores pueden usar los 14 vehículos de la flotilla del Congreso sin ninguna restricción
Diputados tendrían carros discrecionales
Plan fue enviado ayer a una consulta ante la Sala Constitucional


La reforma a la Ley de Tránsito volvió a ser motivo de cuestionamientos, pero esta vez más de índole ética que técnica.
Una moción presentada por cinco diputados del Partido Liberación Nacional (PLN), y que fue aprobada el pasado 9 de marzo por 44 legisladores, establece que estos podrán hacer uso de los 14 vehículos del Congreso para su uso discrecional.
A pesar de que el plan fue aprobado el martes anterior en primer debate, ayer los legisladores de las bancadas de oposición se mostraron “desconcertados”, pues aludieron que se les había pasado por alto esta reforma, para algunos “un menoscabo a la ética en la función pública”.
Al percatarse varios diputados de Acción Ciudadana, la Unidad Social Cristiana (PUSC) y el Movimiento Libertario (ML), decidieron varar el segundo debate del proyecto previsto para ayer, a fin de determinar si la intención del oficialismo se traduce en “legislar en beneficio propio”, dijo Rafael Elías Madrigal, diputado del PAC.
De haberse aprobado la reforma en su votación final, los diputados tendrán los mismos derechos sobre vehículos discrecionales que tienen actualmente el presidente de la República y el de la Asamblea Legislativa, entre otros funcionarios estatales como los magistrados de los Supremos Poderes.
La moción número 53 señala además que el uso de los automóviles quedará a criterio del “funcionario responsable” y no es obligatorio que porten placas oficiales ni estén identificados.
“Esto es cuestionable, debemos reconocer que se nos pasó por alto, pero nos percatamos a tiempo, es un privilegio que no tenemos ni no hace falta, en caso de aprobarse podría traer abusos, como los que se han presentado en otras ocasiones”, agregó Madrigal.
De igual manera el ML cuestionó la intención de la moción, Carlos Gutiérrez, jefe de esta bancada tildó la moción como “vergonzosa” y acusó al PLN “de legislar a su favor”.
Ante los cuestionamientos el oficialismo reaccionó de inmediato, alegando que la intención de darle carácter discrecional a los vehículos del Congreso obedecía a una iniciativa para “resguardar la seguridad de los legisladores” por lo cual “se hacía necesario incluirla en el proyecto”, dijo Oscar Núñez, diputado del PLN, quien a pesar de que la moción está firmada por él, dijo a LA REPUBLICA desconocer cuáles de sus compañeros de fracción la habían presentado.
La posición de Núñez fue respaldada por Jorge Eduardo Sánchez, jefe de los socialcristianos, quien además de subrayar que nunca ha usado un vehículo del Congreso, dijo que de haberse aprobado el uso de los vehículos se vigilaría bajo el reglamento del Congreso para sus usos.
Además de este cuestionamiento el PAC también consultó ante la Sala si el plan viola derechos a personas con discapacidad. Con esta consulta ante los magistrados ya está claro que serán los próximos diputados quienes deberán decidir el futuro del proyecto, pues la Sala tiene un mes hábil para pronunciarse.
Entre tanto, ayer Roberto Thompson, viceministro de la Presidencia, dijo que el lunes entrante se enviará al Congreso el proyecto de ley que pretende restaurar el sistema de pérdida de puntos en las licencias de conducir por incumplimientos a la ley.

Carlos J. Mora
[email protected]
Ver comentarios