Enviar
Cada legislador recibe 500 litros de gasolina súper mensualmente y no están dispuestos a renunciar a ello
Diputados gastan al mes ¢18 millones en combustible

• Cuota de hidrocarburos que reciben los congresistas es mayor a lo que gasta un taxi al mes
• Monto que perciben por ese rubro ha aumentado en ¢79 mil desde que iniciaron su gestión a la fecha


Danny Canales
[email protected]

A pesar de la crisis económica provocada por los altos precios del petróleo, los 57 diputados consumen cada mes poco más de ¢18 millones en combustibles y están renuentes a, por lo menos, discutir la posibilidad de reducir esa suma.
La alta factura petrolera que paga la Asamblea Legislativa responde a que a cada legislador se le asignan por mes 500 litros de gasolina súper —que tiene un costo de ¢656 por litro—. Sin embargo, los congresistas no tienen que rendir cuentas a las autoridades del Congreso sobre el uso que se le dé.
Los legisladores justifican que la asignación de hidrocarburos forma parte de su salario y no están dispuestos a reducirlo. No obstante, el departamento de Proveeduría de la misma Asamblea Legislativa niega esa afirmación al aducir que la cuota de combustible fue recetada por los propios diputados mediante una ley aprobada en 1993, por lo que no forma parte de su salario.
En un sondeo realizado por LA REPUBLICA se conoció que algunos diputados emplean el combustible para tareas que no corresponden a labores legislativas y hay quienes prefirieron no brindar información sobre el uso que le dan, argumentando que nadie tiene por qué saber en qué gastan esa parte de su salario.
Independientemente del uso que hagan de los cupones de gasolina, lo cierto es que cada mes los diputados aumentan sus ingresos debido a que el monto por concepto de combustible se actualiza con los precios de los derivados del crudo que apruebe la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos.
Así pues, desde que iniciaron su gestión los actuales legisladores hasta la fecha, el monto que percibe cada uno por hidrocarburos creció en ¢79 mil, al pasar de una cuota personal de ¢249 mil en mayo de 2006, a ¢328 mil que percibirán este mes.
Lo anterior rep
resenta un incremento del 32%, lo que supera en más de un 12% la inflación registrada en igual período y que sirve de base para la aprobación de los ajustes de salario semestrales del sector productivo.
Como alternativa los diputados independientes José Manuel Echandi y José Merino plantean la posibilidad de traducir el pago que reciben en especies por un monto determinado fijo que se incluya
al salario, sin embargo, esa posición tampoco tiene acogida por el resto de los legisladores.
“Yo discutí el asu
nto (revisar la cuota de combustible) en una reunión de jefes de fracción, sin embargo, reiteradamente muchos diputados, al igual que en el pasado, se negaron a modificar la cuota pues argumentaron que es parte de su salario”, dijo Francisco Antonio Pacheco, presidente de la Asamblea Legislativa.
En ese sentido, el diputado libertario Mario Quirós, insiste en que la cuota de gasolina súper forma parte del salario y que, en caso de que se les elimine esa cuota, se les tendría que arreglar el ingreso que perciben.
A su vez, Francisco Molina, jefe de fracción de Acción Ciudadana sentenció que la cuota de combustible “es un derecho histórico” que tienen los diputados por su labor, por lo que en su bancada no hay interés en cambiarlo.
Al consultarle a Molina si no consideraba que 500 litros mensuales era una cifra muy alta, sobre todo en momentos en que el país enfrenta una fuerte crisis económica debido a los altos costos del petróleo a nivel mundial, respondió “bueno así está la ley”.
Nadie en la Asamblea Legislativa supo responder con base a qué estudio se determinó la cifra de 500 litros para cada diputado y las razones por las que se determinó que debía ser gasolina súper, que es la más cara en el mercado local. Lo cierto, es que esa suma es más a
lta de la que consume al mes un taxi público.
Estudios realizados por la c
ooperativa de taxi Coopetico revelan que en promedio cada unidad consume por día 15 litros de combustible en una jornada de 12 horas diarias, lo que equivale a 450 litros por mes.
Es decir que al mes los diputados, que trabajan en horario de oficina de lunes a jueves, reciben 50 litros más de hidrocarburos que un vehículo que anda todos los días en carretera.

La cuota de 500 litros de gasolina súper fue incluida en la Ley 7352, aprobada en setiembre de 1993, la cual establece la remuneración de los diputados. Los legisladores reaccionaron con la aprobación de la cuota de gasolina luego de que eliminaran el privilegio que tenían de comprar vehículos con exención de impuestos.
























Ver comentarios