Diputadas se unen y exigen igualdad a Solís
“Estamos pidiéndole al señor Presidente su apoyo para esta propuesta que cuenta con el respaldo de todas las mujeres en el Congreso. Las mujeres requieren tener una mayor participación”, explica Rosibel Ramos, legisladora del PUSC. Gerson Vargas/La República
Enviar

Piden a mandatario reforma a Código Electoral para puestos de elección

Diputadas se unen y exigen igualdad a Solís

Mujeres representan un 33% de los puestos en el Congreso


Sin importar sus usuales diferencias partidarias, las diputadas conformaron un bloque común en el Congreso, para aprobar esta semana un proyecto que les da mayores oportunidades de trascender en la función pública.
El objetivo es recuperar espacios de participación política y al mismo tiempo, dar un nuevo paso en materia de género antes del Día Internacional de la Mujer, que se celebrará el 8 de marzo.
Se trata del proyecto de paridad horizontal y vertical, que fue dictaminado de manera unánime por la Comisión de la Mujer, y que pretende una mayor igualdad en las papeletas de elección popular.
En caso de convertirse en ley de la República, las mujeres encabezarán en la próxima elección varias provincias, con lo que aumentará su participación en la Asamblea Legislativa y en las municipalidades.
La principal diferencia con la ley vigente es que en estos momentos solo se garantiza la alternabilidad en las listas, es decir, si la papeleta la encabeza un hombre, el segundo puesto será para una mujer y así sucesivamente.
Este sistema permitió que en las pasadas elecciones los partidos privilegiaron a los hombres sobre las mujeres, por lo que el porcentaje femenino en Cuesta de Moras se redujo de 22 a 19, con relación a la última Asamblea Legislativa.
En ese sentido, el caso más representativo de esta situación lo ejemplificó el PUSC, que no permitió a las mujeres liderar ninguna de las listas. Al término del proceso, los rojiazules lograron un diputado por cada provincia y de rebote fue electa Rosibel Ramos en San José por el segundo puesto.
Con el cambio propuesto, los partidos estarían obligados a darle a la mujer la posibilidad de encabezar las listas de elección popular al menos en tres de las siete provincias.
De haberse implementado este sistema en las elecciones pasadas, el PUSC tendría hoy al menos tres mujeres diputadas y no una.
“Estamos pidiéndole al señor Presidente su apoyo para esta propuesta que cuenta con el respaldo de todas las mujeres en el Congreso. Las mujeres requieren tener una mayor participación”, explicó Ramos.

La necesidad de pedirle el respaldo a Luis Guillermo Solís se debe a que en estos momentos es el Presidente quien establece la agenda de discusión en el Plenario y si él no convoca este proyecto, los diputados no pueden debatirlo, ni mucho menos votarlo.
En principio no habría mayores problemas para que esta iniciativa se convierta en ley de la República, pues Ana Helena Chacón, vicepresidenta de la República, es una feminista convencida y la semana pasada hizo un llamado a todos los presidentes del continente, para profundizar la equidad de género.

201503022205040.n33.jpg

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

 

Ver comentarios