Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Dinero para emprendedores e innovadores

| Jueves 09 octubre, 2014


Existe una incoherencia entre políticas bancarias, mecanismos de evaluación y políticas públicas


Dinero para emprendedores e innovadores

Países desarrollados han basado su crecimiento en innovación. Esto es producto del talento humano apoyado para emprender y convertir sus ideas en oportunidades de mercado.
Los países que han logrado capitalizar las innovaciones y fomentar el emprendedurismo son aquellos que elevaron la categoría de importancia de las variables intangibles.
Entre ellas, la inteligencia, experiencia, innovación e inclusive aquellas que toleran más el riesgo y el fracaso, ya que su paradigma comprende que no todos los proyectos van a ser exitosos, pero aquellos que si lo sean van a generar nuevas industrias y más empleos.
El modelo costarricense ha planteado aumentar la propensión del país para el desarrollo de emprendimientos e innovación.
Ha existido una efervescencia para ello en los últimos cinco años y se han impulsado políticas públicas, estrategias y recursos. Los gobiernos han hecho conciencia de que disminuir la brecha social, ser más competitivos, reducir la pobreza, solo se puede lograr aumentando la productividad. Sin embargo, para cubrir las necesidades del país es insuficiente lo hecho hasta la fecha.
También existe una incoherencia entre políticas bancarias, mecanismos de evaluación y políticas públicas.
Por ejemplo, cuando entes financieros valoran proyectos innovadores que han pasado de ser start-up y desean bancarizar, surge la inconsistencia entre los mecanismos de supervisión, las políticas bancarias y los métodos convencionales de valuación de garantías, ya que existen activos intangibles como el conocimiento, buena gestión gerencial, capacidad emprendedora, capacidad de innovación, el perfil del emprendedor, que no garantizan la obtención de financiamiento.
Costa Rica cuenta con un mercado accionario poco desarrollado y prácticamente inaccesible para empresas de tamaño mediano o pequeño debido a que los actores que pueden participar tienen la cultura de buscar rentabilidades fijas con una entrega de dividendos pactados.
A partir de la crisis de 2008, se recrudecen los mecanismos de supervisión que hacen más difícil la financiación de la innovación por medios bancarios supervisados.
En este contexto surge desde hace algunos años en el mundo el crowdfunding. De acuerdo con Javier Martin (http://www.seedquick.com/), el crowdfunding se define como “personas con dinero que confían en personas con ideas y juntos trabajan para sacar un proyecto adelante”.
Es un mecanismo alternativo de financiamiento de emprendedurismo e innovación, revolucionario debido a que toma provecho de los esfuerzos colectivos a través de comunidades en línea demostrando que es una poderosa herramienta para impulsar a los emprendedores a través de ideas innovadoras adaptadas a las nuevas condiciones del mercado de este milenio.

Juan Carlos Arce Serrano

Maestría en gestión de la innovación tecnológica
Universidad Nacional de Costa Rica
[email protected]