Enviar

CIENCIA

Dieta de perros llevó a su domesticación

201303062314220.m4.jpg
Internet/La República
Los cambios en la dieta de los ancestros de los perros, los lobos, que empezaron a consumir alimentos ricos en almidón con el desarrollo de la agricultura, fueron “cruciales” en su domesticación hace 10 mil años, según un estudio publicado por Nature.
Un equipo de investigadores de la Universidad de Uppsala, en Suecia, apunta que los genes de estos lobos “se adaptaron” a una dieta que dejó de basarse únicamente en la carne para asimilar alimentos con alto contenido de almidón.
El almidón es una molécula presente en las plantas y constituye aproximadamente entre el 70% y el 80% de las calorías que los humanos consumen en todo el mundo, un elemento que estos animales incluyeron en su menú en la misma época en que los primeros hombres comenzaron a desarrollar sus cultivos.
“Los restos de los humanos, incluyendo los alimentos ricos en almidón, pueden haber atraído a estos lobos hacia nosotros. Esto significa que la comida puede haber iniciado el proceso de domesticación”, explicó Erik Axelsson, autor del artículo.
Tanto humanos como lobos adaptaron sus genes para poder ingerir este alimento habitual en el entorno y poder sobrevivir, y la preferencia por el almidón acercó a los primeros perros hacia los asentamientos, un proceso que cambió incluso su comportamiento.
“Seguir el rastro hasta el poblado implica que perdieran la timidez, así no tenían que gastar energía huyendo a menudo de los humanos”, apuntó Axelsson, quien asegura haber comprobado que los genes modificados por la dieta afectaron el sistema nervioso de esos animales, haciéndolos más tranquilos.
La similitud entre los aparatos digestivos de humanos y perros, reforzada con este descubrimiento, podría aportar luz a enfermedades como la diabetes, una vez que se profundice su estudio en los perros, según el experto sueco.

Londres / EFE

Ver comentarios