Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Diego en grande

Luis Fernado Rojas [email protected] | Martes 12 febrero, 2008



Diego en grande

Ganó segunda fecha del Alas, en Perú

Luis F. Rojas
[email protected]


Un nuevo éxito se apunta el evolucionado surf tico, tras la victoria el fin de semana pasado de Diego Naranjo, nada más y nada menos que en la segunda fecha del circuito latino (Alas), que se realizó en Perú.
Con esta victoria Diego se colocó en el top10 de esta competencia, en la que participan muchos de los mejores surfos de Latinoamérica.
Según la información suministrada por Carlos Brenes, de la Federación Costarricense de Surf (FCS) al actual campeón nacional costarricense por fin se le hizo, ya que después de siete años de participación en este campeonato por fin logró conquistar una fecha.
La competencia se realizó en Punta Rocas, Perú, y el evento fue catalogado como de seis estrellas lo que aumenta el puntaje recibido por Naranjo.
El tablista nacional expresó que ser campeón del Alas era un pendiente en su carrera ya que lo máximo que había alcanzado hasta el momento era un segundo lugar.
“Me alegra conquistar este título y sobre todo que se dé en Perú, un país con muchos surfos de altísimo nivel y en un evento seis estrellas, estoy super feliz”, dijo Naranjo en una en
trevista que difundió la FCS y en la que agregó que “pude expresar mi verdadero surfing en olas que me dieron espacio para hacer maniobras bien sólidas, y aparte creo que me siento muy bien con el formato hombre a hombre (dos únicos en el agua) porque así no te marcan, entonces esperas los sets más relajado”.
Naranjo se dio el lujo de dejar en cuartos de final al campeón peruano y subcampeón latino, Sebastián Alarcón, que el año pasado ganó esta fecha.
“Fue un super heat pero después de mi segunda ola ya sabía que lo tenía ganado y si no me equivoco, en todos mis heats menos el que competí con Kalle Carranza de México solo surfeé dos olas”. Además de los mencionados también enfrentó a rivales de mucha trayectoria como los venezolanos Jean Carlo Schaffer y David Díaz.
El surfo, aunque sabe lo difícil que es, no deja de lado el sueño de convertirse en campeón del Alas (sería el primer centroamericano en lograrlo) y dedicó el triunfo a su esposa Lisbeth, una de las mejores surfas a nivel nacional y centroamericano, y a su familia y amigos que siempre lo apoyan.
“Mi motivación está al tope pero también hay que poner los pies en la tierra, el nivel del Alas esta altísimo y el año está comenzando apenas, pero igual voy con todo”, dijo el nacional, q
ue también es consciente el alto costo económico que implica viajar a participar a las diferentes fechas de esta competencia.
Ahora el Alas ‘vuela’ a Ecuador y luego a Chile, donde se darán sendas fechas de seis estrellas. Naranjo dijo al respecto que “Ecuador es un país con olas que me encantan y al que voy desde que tenía 16 años. Es una ola en la cual siempre sueño ganar un evento; y Chile es un Beach Breack (fondo de arena) bien difícil, pero eso es lo que corro yo en Costa Rica así que en teoría me debería ir bien”.
Con respecto a lo económico, Naranjo recibió un cheque por $4.400 (unos ¢2,2 millones), correspondientes al primer lugar en un torneo seis estrellas, además de ubicarse en la novena posición del ranking después de haber corrido una fecha de dos disputadas.


Historia
Con el triunfo de Naranjo ahora son dos las victorias para Costa Rica en fechas realizadas en el Campeonato Latinoamericano (Alas).

Antecedente
En el pasado, Luis Vindas, al igual que Naranjo se había dejado una fecha en la misma Punta Rocas, lo cual es sumamente meritorio ya que el Perú es considerado cuna del surf mundial.

Meritorio
Aparte de ellos dos, otros ticos como Jairo Pérez el año pasado y Germaine Myre, el antepasado, habían ganado fechas del Alas, pero en las jornadas que se realizaron en nuestro país.

Competitivos
A esta última fecha del Circuito Latino, se hicieron presentes Diego Naranjo, Germaine Myrie y Luis Vindas. Estos dos últimos lograron clasificarse hasta la quinta y sexta rondas, respectivamente, de un máximo de ocho.