Enviar
Diabetes impacta la economía de América Latina

El aumento de los casos de diabetes en América Latina impacta la economía de la región con la reducción de la capacidad de producción de los trabajadores portadores y los costes para combatir la enfermedad, expusieron el viernes especialistas durante la Cumbre Latinoamericana para la Diabetes.
Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), analizados el viernes en la primera jornada del encuentro por diversos especialistas de la región, el coste para el tratamiento de la enfermedad y su impacto directo en la economía alcanzó el año pasado los $8.100 millones en América Latina.
El 30% de ese monto corresponde al presupuesto para tratar a pacientes con edades entre cincuenta y sesenta años.
En Brasil, el mayor país de la región, los gastos sanitarios por persona portadora de diabetes, cuya enfermedad es costeada por el sistema público de salud, tiene un promedio anual de $870.
En un mensaje dirigido a la cumbre, el ministro de Salud de Brasil, José Gomes Temporao, afirmó que el impacto que la diabetes “tiene en Latinoamérica no debe ser subestimado, tanto desde la perspectiva de la salud pública como de los costes financieros que generan el tratamiento y la pérdida de productividad”.
“La amenaza a la prosperidad económica, provocada por los casos de invalidez y muerte prematura, es grave y se irá agudizando, provocando pérdidas sustanciales en la renta nacional, marginando familias y niños en un espiral descendente de pobreza”, apuntó Gomes Temporao.
El director de la Fundación Mundial para la Diabetes (WDF, según sus siglas en inglés), Pierre Lefebvré, comentó durante la ceremonia de apertura, el miércoles, que para los seguros privados de salud y para muchas empresas la política de prevención y tratamiento adecuado de la enfermedad se ha convertido en una de sus banderas.
La Cumbre Latinoamericana para la Diabetes reúne hasta el sábado en la capital del nororiental estado de Bahía a médicos, epidemiólogos y expertos sanitarios de 34 países.
En Centro y Suramérica, la diabetes representa más del 9% de todas las muertes en la población adulta, mientras que en los países del Caribe alcanza el 12%.
En Brasil, la prevalencia de la enfermedad es del 6,4% y junto a México, la nación suramericana integra la lista de los diez países más afectados por la diabetes.
Para este año, la región tiene un cálculo que 18 millones de personas padecerán la enfermedad y que la prevalencia de la diabetes en la región aumentará en un 65% en los próximos veinte años.
El Informe Global de Riesgos del Foro Económico Mundial incluyó este año, por segunda vez consecutiva, a las enfermedades no transmisibles, encabezadas por la diabetes, entre los primeros problemas y desafíos para el mundo actual.
Ante el aumento de la enfermedad en la región y sus costes para combatirla, la Cumbre Latinoamericana para la Diabetes aborda en esta edición la discusión de políticas públicas para su prevención y adecuado tratamiento desde el punto de vista de la planificación de programas y proyectos.

Salvador, Brasil
EFE

Ver comentarios