Enviar
Consumo para esta fecha será vital para determinar verdadero estado de la economía
Día de la Madre pondrá a prueba comercio ante recesión
Establecimientos tratarán de sacar inventarios acumulados desde diciembre

El Día de la Madre será la prueba de fuego para evaluar el estado actual de la actividad comercial, que tuvo un cierre de 2008 e inicio de 2009 con poco movimiento en ventas a causa de la crisis y la desconfianza del consumidor.
Ahora, los comerciantes esperan que esta festividad marque un giro en la tendencia económica.
Aunque otros sectores como manufactura y servicios registran una mejora en su actividad y la han logrado traducir en aumento, tanto en empleo como ingresos, el comercio aún no ha logrado formar parte de esa tendencia.
Incluso, la banca ha cedido en su restricción a otorgar crédito a estas empresas.
“Las ventas tienen que ser buenas, el Día de la Madre es comparable con Navidad. Creo que estas semanas pueden ser consideradas como el verdadero termómetro para determinar si estamos saliendo o no de la crisis”, dijo Gilberto Hernández, de Casa Hernando Business Consulting.
Y es que la acumulación de mercadería vieja es la mayor preocupación de los empresarios.
El trabajar con mercaderías que ya están en el país, que se han avejentado en aduanas y que urge rotar abriría la posibilidad a la ejecución de programas de descuentos para recuperar la sanidad en el inventario.
Por este motivo se supone que la fecha ayudará para agotar el inventario nacional, y que las empresas puedan traer nuevos inventarios para enfrentar el fin de año, consideración que es compartida con los agentes aduaneros
“En el área de electrodomésticos y electrónicos ha habido una baja sustancial en la rotación. Quedó producto de diciembre que probablemente se irá a tratar de vender mediante promociones. Este es el momento para determinar si la percepción de crisis empieza a desaparecer”, consideró Rolando Cordero, gerente de Grupo Aduanero Tical.
Las empresas se alistan como si fuera un año normal. Usualmente, en agosto venden casi dos veces más que en un mes común, y en diciembre la cifra es igual o mayor.
“Hemos sentido que de mayo a la fecha el consumidor sale con más confianza, compra con menos miedo y eso se ha traducido en un repunte en las ventas. También, el comprador ahora se informa más y pide más ventajas, ya sea en financiamiento u otro beneficio”, explicó Eduardo Córdoba, gerente de Mercadeo de Gollo.
Precisamente las noticias de mejora en la confianza del consumidor, menos despidos y señales de recuperación dan esperanza al sector, que espera aprovechar el momento.
Ejemplo de ello es la promoción de líneas de financiamiento más blandas, o financiadas a plazos mayores para estimular el consumo, explicó Carlos Fernández, director de Mercadeo de Grupo M.
“Lo que esperaría es que conforme transcurran los meses y la situación económica mundial se componga genere estabilidad, tranquilidad, y que con esto mejore el ambiente porque este año ha sido totalmente irregular”, puntualizó.
La necesidad de capital de trabajo para financiar la rotación ha tenido apoyo del sector financiero, aunque no con el mismo dinamismo.
Hace dos años, los bancos llamaban a los gerentes de los comercios para ofrecerles líneas de crédito para financiar la adquisición del inventario para diciembre y enero; ahora no lo ofrecen pero sí lo otorgan, aunque con mayor cuidado, indicó Walter Vega, director comercial del Grupo Federspiel.
En el caso de esta empresa, tuvieron acceso a cartas de crédito y arreglos con proveedores que les permitieron adquirir mercadería para enfrentar el Día de la Madre, Navidad y planificar para la temporada escolar.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios